Menú Portada
La ministra de Educación hará público el nombre del secretario de Estado en unas horas

¿Seguirá Lissavetzky al frente del Consejo Superior de Deportes?

Abril 13, 2008

José Luis Rodríguez Zapatero confirmó a Mercedes Cabrera como ministra de Educación, aunque con el añadido en el nombre del Ministerio de Política Social y Deporte. El deporte se quedó sin ministerio propio, aunque ahora aparezca en el título que va a regentar nuevamente la ministra. Entre hoy y mañana se sabrá el nombre del secretario de Estado para el Deporte. Me temo lo peor.

pq_495_CABRERA_LISSAVETZKY.jpg

Aunque a ustedes les hayan vendido de forma oficial que la Junta de Garantías Electorales aprobó por unanimidad el apoyo al aplazamiento a las elecciones en la Federación Española de Fútbol. No hagan caso: fue 5-4 en la votación y el informe ni es rotundo ni aprueba el aplazamiento. Lo que pasa es que no interesa al ex secretario de Estado Jaime Lissavetzky que se sepa que la decisión sobre el asunto va a ser suya, si como él mismo dice, va a seguir al frente del CSD.
La mala gestión del tema del fútbol parece que no pasará factura a Lissavetzky, lo que habla bastante mal de Zapatero que patina y se pone el mismo en evidencia cuando 48 horas antes de las elecciones dijo que se aplicaría la ley en el fútbol. De momento, tu-ru-rú, señor presidente.
No adelantemos acontecimientos, pero el inmovilismo en materia deportiva parece algo evidente. Eso sí, pudo haber sido peor si el rumor lanzado por los amigos de Lissavetzky se hubiera hecho realidad y es que le hubieran nombrado a él ministro de Educación. Hasta ahí hubiéramos podido llegar. Hay que aguardar a la confirmación en el cargo de un secretario de Estado que hizo bueno al ‘paquete’ de su antecesor, el popular Juan Antonio Gómez Angulo, que lo más redondo que había visto en su vida era una galleta, pero que al menos aplicó la ley en su departamento, de ahí los expedientes a la Federación de Villar que acabaron con la devolución de casi cuatro millones de euros de los presupuestos.
El ‘amedrentado’ Lissavetzky por las falsas amenazas del presidente de la FIFA de expulsar a España de la Eurocopa, acabó dejando a la RFEF vulnerar la ley durante su mandato, y ahora le toca al futuro secretario de Estado hacer cumplirla. Salvo que sea reelegido para el cargo él mismo, con lo que es de suponer que esta misma semana incluso anuncie el aplazamiento de las elecciones. Lo que venga después se escapa a la Secretaría de Estado. Por fin, será el turno de que actúen los jueces. Igual es como el cuento de ‘Pedro y el lobo’, que después de tantos anuncios nadie los espera y a más de uno les va a pillar por sorpresa.