Menú Portada
Aprobado en los presupuestos de 2011

Secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales aún disfrutan del complemento de productividad

Marzo 1, 2012

Sin sumar este concepto, al percibir pagas extraordinarias, el salario de los Secretarios de Estado supera en casi tres mil euros al año al de un Ministro

Este plus es asignado por el  titular del Departamento dentro de los créditos previstos para tal fin


El pasado, presente y futuro del déficit público español está marcando sin duda la agenda política del nuevo Ejecutivo. El pasado es el 6% que se había comprometido el anterior gobierno de Rodríguez Zapatero y no sólo no ha cumplido sino que se ha desviado hasta un 8,51%.  Con la estimación pasada del 6% se presupuestó un objetivo de déficit del 4,4% para el 2012, el futuro. Y como el presente es tan sumamente malo, se negocia con Bruselas que sea más flexible por la imposibilidad de cumplir el objetivo y lo que es más importante para no forzar a más medidas que ahoguen el crecimiento de nuestra economía.

En este sentido, el ministro de Economía Luis de Guindos, ha admitido  este jueves que hasta mayo la Comisión Europea no dirá si permite a España un objetivo de déficit superior al 4,4% para el 2012. Este es el objetivo que persigue el Gobierno español con el fin de poder evitar elaborar unos presupuestos para este año tan sumamente restrictivos que acaben por agravar la recesión en la que ya hemos entrado.

Pero mientras llegan los presupuestos seguimos con los de 2011, con aspectos controvertidos como que los altos cargos del Estado, con excepción del presidente del Gobierno, vicepresidente y ministros, cobren un complemento de productividad.

La productividad de los altos cargos

En los pasados presupuestos se congelaron los sueldos respecto a los vigentes a 31 de diciembre de 2010, los cuales se habían reducido como consecuencia a la Ley 26/2009.  Con este ajuste, el presidente del Gobierno  cobra anualmente 78.185,04 euros, el vicepresidente del Gobierno 73.486,32 euros y los ministros 68.981,88 euros.

Pero lo más sorprendente está en los cargos inferiores, no sólo por cobrar pagas extraordinarias derecho que no tienen ni presidente, vicepresidente ni ministros sino por cobrar un complemento de productividad, que secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales perciben según les asigne el titular del Departamento al que correspondan.

Y no es que su salario sea bajo. Si sumamos los conceptos de salario, complemento de destino y complemento específico, un Secretario de Estado cobra anualmente 67.055,31 euros, 59.451,39 euros y 50.832,33 euros un Director General, si sumamos las dos pagas extraordinarias la cantidad se eleva a 71.886,31 euros para Secretario, 63.705,69 euros para Subsecretario y 54.637,69 euros para Director General. Se llega al caso más que paradójico que un Secretario de Estado gane más que un Ministro, el subordinado más que su jefe.

Todo ello genera muchas preguntas. ¿Cómo se mide la productividad de los altos cargos del Estado? En una empresa privada hay criterios como los beneficios pero en la Administración Pública es más que obligatorio actuar lo más eficientemente y ¿Por qué Rodríguez Zapatero se limitó sólo a congelar los salarios y no cortó estos complementos? Preguntas que seguramente el actual miembro del Consejo de Estado nunca conteste.