Menú Portada
Con los mismos precios actuales del barril de petróleo ya ha estado por debajo del euro

Sebastián anuncia que el precio del gas bajará en enero y que el litro de gasolina podría bajar del euro

Octubre 20, 2008

Como encontramos pocos consuelos actuales (bueno el euribor sigue bajando, toquemos madera) nuestros gobernantes nos lanzan deseos futuros como realidades, según Sebastián los productos energéticos bajarán el próximo año, tampoco había crisis e íbamos hacia el pleno empleo. Esperemos que en esto acierte. De momento el precio de los combustibles es más elevado que otros momentos con el precio de barril de petróleo a los mismos niveles. Señores hay que cobrar impuestos.

pq_616_Miguel_Sebastian_candidato_socialista_alcaldia_Madrid.jpg

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció ayer que el precio del gas natural bajará el próximo mes de enero y adelantó que si el petróleo y el euro prosiguen su evolución actual, el litro de gasoil podría costar menos de un euro antes de final de año y “quizá también” el de la gasolina.
Sebastián, en declaraciones a Telecinco, explicó que el Gobierno ha tenido que subir el precio del gas para garantizar el suministro durante el invierno, pues no es un país productor.
“No tenemos gas, lo tenemos que traer de fuera. Dos tercios del gas vienen en barco y si el barco no tiene aquí un precio razonable, se va a otro sitio. Por eso lo hemos subido, pero podemos anunciar que en enero vamos a bajar el gas”, precisó Sebastián.
El ministro garantizó que el precio del butano permanecerá congelado en enero, al tiempo que auguró un abaratamiento de los combustibles como consecuencia del menor precio del petróleo. De hecho, dijo, tras el descenso experimentado por el crudo, la gasolina debería bajar un 20% y el gasóleo un 24%.
De momento, la primera ya cuesta un 13% menos. “Pero va a bajar más”, añadió Sebastián, que precisó que si el precio del petróleo y el euro continúan su evolución actual, antes del final de año el litro de gasoil bajará del euro y “quizá también el de la gasolina”.

Pero no seamos cínicos una gasolina cara son más beneficios para el Estado en plena caída de ingresos por impuestos, los impuestos por hidrocarburos son un bocado demasiado suculento para el Gobierno.