Menú Portada
Mientras que Díaz Ferran y su familia viven hoy de lujo, el agujero de Marsans se cifra en casi 400 millones de euros

Se incrementan las investigaciones judiciales y policiales contra el ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán

Julio 13, 2012

La policía investiga un presunto alzamiento de bienes y un supuesto desvío de capitales a través del empresario valenciano Angel de Cabo, también investigado por el escandalo de nueva Rumasa

El próximo 1 de agosto cerca de 3.000 trabajadores del grupo Marsans se quedaran sin paro  y sin cobrar del Fondo de Garantía Salarial

pq_923_diaz_ferran.jpg

Las investigaciones policiales y judiciales contra el ex presidente de la patronal española (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, se acrecientan. El tema civil, el concurso de acreedores, se sigue en varios Juzgado de lo Mercantil de Madrid, donde hay dos cuestiones relevantes: 1) Se intenta subastar las escasas propiedades que figuran todavía su nombre y al de su difunto socio, Gonzalo Pascual, fallecido el pasado mes de junio de un infarto; al parecer los hijos del ex propietario de Marsans y Spanair ya están siendo investigados como responsables civiles subsidiarios y están teniendo serios problemas porque el juez de lo mercantil está apremiando para que entreguen al juzgado determinadas y valiosas acciones que el su difunto padre les habría “donado” en vida durante al año 2009. Así, los juzgados de lo Mercantil nº 5, nº 9 y nº 12 de Madrid ya están investigando, junto con la unidad de la policía judicial, un presunto alzamiento de bienes y un supuesto desvío de capitales a través del empresario valenciano Ángel de Cabo, también investigado por el escándalo de Nueva Rumasa.
Cuenta en Suiza
Precisamente, la semana pasada se le bloqueo en Suiza una cuenta de 4,9 millones de euros a este empresario valenciano, que presuntamente a ayudado a Gerardo Díaz Ferrán a vender parte de sus activos. Por ejemplo, presuntamente cambiar de propiedad y de nombre su yate “Leuqar” (el nombre de su esposa Raquel al revés), anclado en el puerto de Barcelona y que ha pasado a llamarse Gihramar, cuya propiedad es de una sociedad denominada Holdisan Inversiones Sl., una de las empresas patrimoniales de Díaz Ferrán transferidas a día de hoy a testaferros. Por no hablar de su espectacular vehículo Rolls Royce, que todavía dicen que dispone, y que ya no está a nombre de ninguna sociedad patrimonial suya, y que muchos adjudican a Ángel de Cabo.
Esta importante cantidad monetaria, de 4,9 millones, ha sido bloqueada a De Cabo en el curso de la investigación paralela abierta en la Audiencia Nacional sobre la estafa de los pagarés de Nueva Rumasa, en la que Ángel De Cabo también está imputado. Según la investigación del Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional, que investiga el caso de una estafa, los fondos en poder de Ángel de Caboprocederían de una empresa irlandesa del Grupo Marsans“, un grupo que el empresario valenciano dedicado a reinventar empresas en quiebra adquirió a sus anteriores propietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, a mediados de 2010 por un precio irrisorio a través de su sociedad instrumental Aszendía

Compra paralela a la liquidación
Esta compra se realizó paralelamente en el tiempo a que la compañía de viajes de Díaz Ferrán se declarara en concurso de acreedores, actualmente  ya en liquidación, y a la espera de que los jueces tomen una resolución definitiva sobre la culpabilidad o no de Gerardo Díaz Ferrán y su ex socio Gonzalo Pascual en su quiebra y ruina. El próximo 1 de agosto, cuando se cumplen dos años de su caída, cerca de 3.000 trabajadores del grupo Marsans se quedarán definitivamente sin paro y sin todavía haber cobrado del Fondo de Garantía Salarial.
El juez de la Audiencia Nacional que lleva el caso de Díaz Ferrán por sus implicaciones penales, Eloy Velasco, investiga ahora sobre los créditos cedidos por Marsans a sociedades instrumentales fuera de España. Un nuevo escándalo que implica al ex presidente de la patronal española. La investigación camina hoy lentamente, todavía pendiente de un recurso a debatir por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional sobre la competencia de determinados Juzgados. Ya en su día, como se recordará, el juez Santiago Pedraz se inhibió, aunque tuvo después que aceptar la competencia. Actualmente  se han personado en la causa muchas acusaciones particulares, sobre todo compañías aéreas, como Aerolíneas Argentinas, Adria Airways, Aerolíneas Olimpic, AeroMéxico, Air Berlin, Air Ganada, Air China, Air Europa, Air France, American Airlines, Avianca, etc…, así hasta casi un centenar.  En este momento procesal, Santiago Pedraz está pendiente del informe de IATA, que debe contestar si es verdad o no que en febrero-marzo de 2010 cortó el grifo al Grupo Marsans, como intentan ahora justificar sus antiguos propietarios en su defensa, para verificar que no pudieron emitir billetes ya que fue, según ellos, la orden de un día para otro.

Vida de lujo
Mientras esto ocurre, Gerardo Díaz Ferrán, ex presidente de la patronal española,  y su familia viven de lujo (chalés a las afueras de Madrid, fincas, yates, etc.) y el agujero del Grupo Marsans se cifra ya en casi 400 millones de euros y con cerca de 17.000 acreedores esperando cobrar, entre ellos, la célebre presentadora de Televisión Española, Anna Igartiburu, que realizó la campaña de promoción del Grupo Marsans y a la que se le adeuda algún que otro millón de euros.
Juan Luis Galiacho