Menú Portada
Alguien podría haber comprado un juego de fotografías

¿Se han retirado fotografías de Jaime de Marichalar?

Marzo 5, 2009

La vida de separado de Jaime de Marichalar sigue siendo un misterio. A pesar de que se le ha relacionado con diversas mujeres, todavía no ha habido confirmación oficial de ningún romance. Sin embargo, parece que unas fotografías obtenidas en Nueva York podrían dar un giro a la historia.

pq_718_marichalar.jpg

La separación entre la Infanta Elena y Jaime de Marichalar parece ya, un hecho más que probado. Eso sí, a pesar de que se les ha arrejuntado con otras personas, de momento no hay –ni habrá, of course– confirmación oficial por parte de Casa Real de ninguno de los aireados romances. Desde el departamento de prensa rebuscan en la agenda oficial para responder preguntas sobre una vida privada que, innegablemente, es de interés público. No obstante, parece que no todos los miembros de la Familia están dispuestos a que se ventile con normalidad y respeto sus aspectos más desconocidos, incluso humanos. Es el caso de la rebelde Elena que, me cuentan, se sintió molesta cuando desvelé el contenido de la conversación que mantuvo (mi espalda estaba contra su espalda) mientras degustaba pimientos del piquillo y albóndigas caseras en una conocida sidrería madrileña. No es el caso de la buena de María Zurita, portadora del estandarte a la buena educación y la exquisitez, que siempre lucha por proteger la integridad de los que la rodean. María es accesible y una trabajadora incansable.
Aunque ha desaparecido del centro del huracán, la vida de Jaime de Marichalar sigue despertando el interés mediático. En la actualidad cavilan acerca de la posibilidad de que se haya retirado del mercado un juego de fotografías en las que Marichalar pasea alegremente por las calles de una gélida Nueva York. En las imágenes aparecería inmortalizada una escena nada sorprendente pero que, tal vez, daría pie a múltiples especulaciones sobre los sentimientos actuales del Duque de Lugo. Quizás, la identidad de su acompañante supondría un nuevo mazazo para una Institución tocada y casi hundida. A pesar de los pesares, lo cierto es el rumor se ha extendido como la pólvora en el ruedo mediático y ya son muchos los que apuestan sobre el tiempo que pasará hasta que decidan lanzar un globo sonda para desviar la atención. No sería de extrañar, pues es habitual que cuando una polémica se despereza en los medios de comunicación, algo asombroso e inédito ocurre en el seno de esa Familia que nunca sufrirá las iras de la crisis económica. De mascletà fallera.