Menú Portada
El PP quiere que siga Pablo Ruz al frente de la instrucción, un juez que sigue a rajatabla los posicionamientos de la Fiscalía controlada por el Gobierno

Se espera un verano caliente: Guerra en la judicatura por el dominio del caso Bárcenas

Julio 30, 2013
pq_935_pablo_ruz.jpg

Mientras que el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, acude al Senado, reconvertido para la ocasión en Congreso de los Diputados, para dar explicaciones a sus señorías sobre el Caso Bárcenas y la supuesta financiación irregular de su formación política, la guerra por el dominio judicial continuará más allá del verano y se espera un mes de septiembre calentito, más aún en grado de ebullición con la celebración a finales de ese mismo mes del Día de Cataluña, que los nacionalistas de CiU y de Ezquerra Republicana quieren llevar al grado máximo de temperatura.

La supuesta llegada a finales del próximo mes de septiembre del magistrado progresista Miguel Carmona a la titularidad del Juzgado Central nº 5 de la Audiencia Nacional, que lleva la instrucción del Caso Bárcenas, ha destapado toda una guerra interna de poder, que ya se vivió hace unos meses con la pelea entre Javier Gómez Bermúdez y el propio Pablo Ruz para hacerse con la instrucción de la pieza separada de la presunta financiación irregular del PP. Carmona debe, en teoría, tomar posesión de su plaza de titular del Juzgado nº 5 el próximo 25 de septiembre, una vez que abandone su cargo de vocal en el CGPJ, tras la expiración del mandato de este órgano. Entre medias, la declaración como testigos de María Dolores de Cospedal y sus predecesores en la Secretaría General del Partido Popular, Javier Arenas y Francisco Álvarez Cascos.

Guerra político judicial

Pero ahora la clave está en saber si el CGPJ se disolverá o no en septiembre, como debe ser; o finalmente no se llegará a un acuerdo consensuado entre PP y PSOE para la renovación, lo cual beneficiaría al PP, ya que así Ruz continuaría al frente de la instrucción del caso Bárcenas al seguir Carmona en su puesto en el CGPJ. Este retraso en la no renovación del CGPJ podría beneficiar la estrategia del PP, ya que los populares son conscientes de que a principios de 2014, si todo sigue igual, la instrucción del Caso Gürtel estará ya cerrada por Ruz, siempre que éste continúe al frente del Juzgado nº 5 y no se mueve ficha.

También, en círculos jurídicos de la capital de España, se baraja otra posibilidad: que a última hora sea el propio Carmona quien no pida su ingreso en su plaza de titular, sino que ascienda a ser Magistrado de Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional o que, incluso, pueda trasladarse a La Haya, a una plaza en la Sala de Apelaciones del Tribunal Internacional para al Antigua Yugoslavia. Por eso, la gran duda ahora es saber si Miguel Carmona llegará algún día a su puesto de la Audiencia Nacional, para lo que fue elegido en junio de 2012, por encima de una terna formada por el propio Ruz y las juezas Carmen Lamela y Carmen Rodríguez-Medel. Aunque el CGPJ lo eligió para sustituir a Baltasar Garzón, él decidió continuar como vocal del organismo de los jueces hasta que expirase su mandato.

Duelo de titanes: Ruz-Carmona