Menú Portada

Se casa con su hijo biológico tras reencontrarlo 30 años después de dejarlo en adopción

Abril 27, 2016
casa hijo biologico

La realidad supera la ficción. Es una frase que se escucha muchas veces pero tras leer esta historia atípica de amor quedará más clara su certeza. Los protagonistas son Kim West de 51 años y Ben Ford de 32 años, antes madre e hijo y ahora pareja. Kim West, nacida en Londres, se quedó embarazada con tan sólo 19 años cuando era una joven estudiante en California y decidió dar en adopción a su hijo cuando sólo tenía una semana de vida.

Desde entonces madre e hijo no tuvieron ningún contacto hasta que en diciembre de 2013, Ben Ford, con 30 años y residente en Estados Unidos junto a al que era su esposa, Victoria, envió a su madre biológica una carta para proponerle un reencuentro. Apenas se conocieron, en el año 2014, comenzaron un vínculo entre madre e hijo más que inusual que fue bautizado por los medios ingleses como:  “los amantes imposibles”.

Futura boda y vientre de alquiler

“Cada vez que tenía relaciones sexuales con mi esposa, me imaginaba que era mi madre, sino no hubiese podido excitarme”, ha señalado Ben Ford. Es más, la pareja afirma haber sentido atracción sexual “desde el minuto 1”. Y el primer beso fue acompañado con una botella de champagne en un hotel, justo antes del sexo.

Tres días después de haber tenido relaciones sexuales por primera vez, Ford le dijo a su esposa que ya no la quería y que se iría a vivir con su madre biológica. Desde hace dos años, ambos viven juntos en el estado de Michigan y afirman que su sueño es tener un hijo.

Los “amantes imposibles” -viven juntos en Michigan desde hace dos años- dicen tener una conexión sexual “alucinante” y sueñan con tener un hijo, que planean hacerlo mientras el alquiler de un vientre.

Kim West, afirma que su relación “no es incesto”, se trata de  Atracción Sexual Genética (GSA, por sus siglas en inglés). Para ella, se trata de “una oportunidad única y algo a lo que Ben y yo no estamos dispuestos a renunciar”. De hecho, como el incesto es ilegal en el estado de Michigan, están dispuestos a mudarse a donde “les permitan ser felices legalmente”.

Atracción sexual genética

La Atracción Sexual Genética es un fenómeno sobre el que poco se conoce y se produce entre hermanos, medio hermanos, primos y los hijos adoptados, y sus padres biológicos cuando estos se reencuentran después de mucho tiempo. Dentro de ese síndrome, se describen sentimientos de intensa intimidad que se producen entre dos parientes que estuvieron separados durante los años críticos del desarrollo y la unión, al reunirse por primera vez como adultos.

La explicación psicológica tiene un denominador común: “Cuando un adulto-niño y su padre biológico se encuentran, el cerebro tiene dificultad para asociarse entre sí como familia. Al compartir aspectos físicos similares y gustos, este hueco se complementa con otros aspectos de intimidad y sexualidad”.