Menú Portada
Este miércoles, asamblea extraordinaria de la RFEF para sortear el calendario de Liga y presentar a Del Bosque

¿Se atreverá alguien a preguntar a Villar por la Ciudad del Fútbol, las cuentas o las elecciones?

Julio 13, 2008

La Federación Española de Fútbol (RFEF) celebrará el próximo miércoles asamblea extraordinaria, en la que se sorteará el calendario de Liga de Primera y Segunda división. También servirá a Angel María Villar para presentar al nuevo seleccionador nacional, Vicente Del Bosque. Puede que incluso el presidente federativo aproveche para anunciar la fecha de los comicios presidenciales, que deberían haberse celebrado ya según la ley, pero que desacato federativo consentido por el secretario de Estado se celebrarán en el mes de noviembre. Lo que no hará Villar será presentar las cuentas de la RFEF, porque se vería obligado a declarar estado de quiebra.

pq__fle_oscar.jpg

Hace dos semanas que España se proclamó campeona de Europa, pero parece que hiciera ya un siglo. El efecto del triunfo duró lo que las celebraciones de los futbolistas. La no renovación del técnico Luis Aragonés fue in silenciador y el nombramiento mañana mismo del nuevo técnico hará que el éxito de Austria sea ya historia. No es ni lo que deseaba ni lo que necesitaba Villar para su propia imagen, que a partir de ahora se va a ver bastante convulsionada. No tendrán que esperar mucho para saber a lo que nos referimos.
Villar ha paseado la Copa y la seguirá paseando un tiempo más en un intento baldío de lavar su deteriorada imagen de gestor. Las cuentas de la RFEF están patas arriba tras la pérdida de su patrimonio con la pérdida por sentencia de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Un patrimonio que ahora es negativo pese a los 23,5 millones de euros que ganó el equipo con el título continental, de los que ya se ha gastado más de la mitad. Como esta asamblea es extraordinaria y en el mes de marzo ya presentó las cuentas a fecha 31 de diciembre de 2007, la ley no le obliga a presentarlas de nuevo actualizadas, ni tan siquiera auditadas. No sería muy lógico visitar al presidente de Gobierno con la Copa de Europa y al mismo tiempo estar inmerso en un proceso con el Tribunal de Cuentas.
Los puristas no perdonan tampoco la imagen de Villar en el palco al lado de reyes y príncipes, cuando en la asamblea de marzo se aprobó el salir del ordenamiento jurídico español. Como tampoco lo tiene que ahora Villar anuncie que va a pedir al Gobierno que España organice el Mundial de 2018, cuando ni tan siquiera ha remitido sus nuevos estatutos al CSD para que sean validados. Y claro, que un Gobierno al que el presidente de la FIFA amenazó con expulsar de su seno en una gravísima intromisión en el Estado de derecho español, ahora se brinde para mayor gloria del transgresor Blatter, tampoco sería muy lógico. Claro que cosas peores se han hecho.
Pero es que Villar se siente el año del fútbol. Desafió al CSD y le ganó el pulso, y ahora, campeón, está muy crecido. Tanto que se atreve a pedir unidad y olvidar viejas rencillas en aras del bien común. Villar entiende lo de olvidar rencillas tratando de dividir a la oposición, haciendo que algunas de las nueve territoriales que tiene en contra se pasen de bando. Habría que preguntarle al de la Castellano Manchega, Antonio Escribano, si es su caso.

Temas judiciales y temas sin resolver

Lo que pasa es que hay unas cuantas cosas en manos judiciales por delitos de malversación de fondos, falsificación documental y administración desleal, que están por resolverse. Por cierto, desde hace cinco años en manos del juez José Sierra Fernández, durmiendo el sueño de los justos. Sí, el mimo juez al que le faltó tiempo para actuar en el tema de las clínicas abortivas.
Villar, que cambió los estatutos y adaptó a las normas FIFA su reglamento electoral, que choca frontalmente con la legislación española, tiene que convocar elecciones, pero antes tiene que remitir al CSD sus normas para que le sean aprobadas. La ley dice que no se puede aprobar dicho reglamento, pero ya veremos, que el poder de Villar es enorme en el ámbito deportivo español. Y si no, llama de nuevo a su “primo Blatter” para que nos amenace de nuevo y a alguien le entrará otra vez miedo.
Como miedo tienen los asambleístas. Si no lo tuvieran, alguien debería preguntar, por ejemplo, por las cuentas de la RFEF; por la Ciudad del Fútbol; por los acuerdos de la asamblea del 3 de marzo y su no remisión al CSD; por el reglamento electoral; por la fecha de las elecciones; por el derroche económico en la Eurocopa con los nueve chárter fletados y los cientos de invitados con cargo a la RFEF; por las dietas; por la no renovación de Luis Aragonés, etc. Pero hay miedo, mucho miedo, ante un Villar tan poderoso capaz de derrotar al imperio de la ley. A ver quién es el guapo que pregunta. A no ser que…