Menú Portada
María Jiménez: "Estoy pensando en recurrir la sentencia"

¿Se apaga el amor entre José Campos y Carmen Martínez Bordiú?

Octubre 19, 2009

Mientras el matrimonio de José Campos y Carmen Martínez Bordiú naufraga hacia una amistad sin más, la cantante María Jiménez piensa en recurrir la sentencia contra Pepe Sancho.

pq_878_gordocampos.jpg

Es la gota que colma el vaso. Si hace una semana fue la descendiente del Caudillo la que se despachó a gusto en un programa de televisión, ahora resulta sorprendente y hasta enervante que el maridote de Carmen Martínez Bordiú pasee su obesa anatomía por los platós de televisión. Ese, que antaño se llenaba la boca insultando y maldiciendo a los colegas del colorín, ahora llena sus purulentas arcas a barrigazos televisados. El pasado viernes, Campos sacó el estoque en el programa que Jorge Javier Vázquez, premiado con el Ondas al mejor comunicador, conduce con éxito los viernes noche en Telecinco. El celebérrimo invitado no permitió que ningún colaborador, salvo Mila Ximénez y Belén Esteban, participaran durante el animado coloquio. Sigue mamando de aquellas medidas con las que el abuelito de su oronda esposa amordazaba a sus secuaces cuando las aguas discurrían turbias en Palacio. No es la primera vez que José Campos, del que prescindieron en el Racing de Santander, la emprende contra los periodistas. Siempre ha sido tendencioso en sus afirmaciones contra los informadores, pero en estos momentos es necesario devolver a la actualidad un asunto que transcurrió hace unos meses y que todavía no se ha subsanado en su totalidad: la sentencia que le condenaba por un delito de amenazas de muerte contra mí persona. El mozalbete, que durante mucho tiempo me envió mensajes de texto para que mandara a fotógrafos a restaurantes en los que se encontraba cenando con su mujer -y así sacar tajada silenciosa-, me telefoneó bravuconamente y me insistió en su intención de asesinarme: “Te voy a matar hijo de la gran puta. Te voy a reventar la cabeza. No sabes quién soy yo, te voy a ir a buscar a donde estés y te voy a matar, hijo de puta”, me reiteró durante una conversación telefónica que grabé para protegerme ante los tribunales. Meses después, el marido de la Bordiú fue condenado y obligado a indemnizar y pagar una multa por su comportamiento agresivo, violento y hasta soez. Todavía estoy esperando a que reúna unas cuantas monedas para cumplir con sus obligaciones judiciales. Queda acreditado que, tras la imagen de gordinflón sensiblón se esconde una realidad mucho más cruel y trágica.  ¡Paga y pide perdón!
 
Ruptura en ciernes
 
No sólo de problemas con la ley vive el hombre. Me cuentan que el matrimonio no atraviesa por uno de sus mejores momentos. Es cierto que la suya es una relación poco convencional, pero hay quien ya se atreve a aventurar que la Bordiú escribirá el punto final de su idilio antes de que el año toque su fin. A pesar de que hace más de un año que sufren zarandeos constantes, en la actualidad la situación parece incontenible. Y no porque Carmencita y José tengan sonoros desencuentros, sino porque lo que en un principio parecía amor desinteresado ha acabado convirtiéndose en una amistad complaciente pero poco o nada apetecible. Quizás por eso ninguno de los dos se esconde cuando se divierten, por separado, con otros amigotes. ¿Dónde están las alianzas matarile matarilerón?
 
María Jiménez se piensa la apelación
 
Ya hay sentencia. El magistrado del Juzgado Nº1 de Móstoles ha dictado un fallo pírrico en el contencioso que enfrentaba a María Jiménez y Pepe Sancho. Si bien es cierto que el juez reconoce que la cantante ha estado sometida durante muchos años a la violencia del actor, lo cierto es que no puede condenarle puesto que el delito ha preescrito. Quedan probado los incontables episodios de malos tratos que tuvo que vivir la Jiménez durante sus dos matrimonios con Sancho, pero éste no acabará en la cárcel ni tendrá que pagar una multa ni indemnización. Pese a que se trata de una sentencia clarificadora, que confirma que aquello que María denunció en televisión es cierto, la cantante me confirma que todavía no sabe si recurrirá: “Me lo estoy pensando, Saúl, porque me gustaría enterrar todo esto y no volverlo a descubrir, pero la verdad es que estoy hablándolo con mis abogadas. Eso sí, estoy súper feliz, muy tranquila y con muchas ganas de salir hacia delante”. Y, mientras, Pepe Sancho se prepara para asistir el próximo día veintiséis a la presentación en sociedad del último libro de Reyes Monforte, su mujer.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)