Menú Portada

¡Se acabó el simulacro de Paz y Amor!

Enero 6, 2014

Guarden los langostinos, recojan el arbolito de Navidad e insulten a sus cuñados. Este es uno de los miles de mensajes que a través de las redes sociales nos ha llegado en estos días. Algunos expertos condenan al 7 de enero como el día más triste y depresivo del año, por el final de las fiestas y no es el caso, hay que tomarlo con humor, aunque es cierto que volver a la normalidad cueste un poco.

La que no se toma ni un día de descanso es la borrasca, que respeto el día de Reyes y las cabalgatas, pero que vuelven por donde solía, por el atlántico. Las costas americanas, son una fábrica incansables de sistemas frontales, que empujados por vientos del suroeste, no dejan de llegar al oeste de la península.

Galicia, se lleva la peor o mejor parte, según se mire. Alerta por fuertes lluvias en el litoral de Pontevedra. La parte negativa es que el viento del suroeste no deja trabajar a los marineros con calma al existir riesgos costeros. Las precipitaciones se extenderán de forma moderada por Castilla y León y el norte de Extremadura y avanzarán pero de forma mucho más débil por Álava, La Rioja o Navarra. De nuevo será por el este donde el riesgo de lluvias será mucho menor. Los cielos aunque se pueden enmarañar al final del día estarán despejados en todo el arco mediterráneo y Baleares.

Las temperaturas que dieron un paso atrás la noche de Reyes, al estar los cielos más rasos, no experimentan demasiados cambios, Canarias sigue en su media de más de 20 grados, Castilla y León, va librando las heladas a primera horas y lo de las costas andaluzas y el mediterráneo es pura magia porque se mueven entre los 19 de Málaga y los más de 20 de Valencia o Murcia.

No lo duden, salgan de sus casas decididos a comerse este 2014 como si fuese un Roscón de Reyes.

“Quien pasa el mes de enero pasa el año entero”.