Menú Portada
Valora más el crecimiento económico que el control de precios

Sarkozy también en contra de la subida de tipos

Julio 6, 2008

Si hace unos días, el presidente del Banco Central Europeo destacó el papel independiente de la entidad en la toma de decisiones de política monetaria, en una clara alusión a intervenciones como la de Zapatero que abogaba por no subir tipos, esto no ha amilanado a un peso pesado de la política europea como su paisano Sarkozy, que ha criticado la última decisión del BCE.

pq_559_sarkozy.jpg

El presidente francés, Nicolás Sarkozy , criticó  la decisión del Banco Central Europeo de aumentar los tipos de interés en la zona euro hasta el 4,25%, que, según él, «pone de rodillas» a las empresas europeas.  Lo primero que hizo es defenderse con un ataque, y así anticipándose a críticas sobre si su opinión va en contra de la independencia del organismo regulador de la política monetaria comentó que es “legítimo que como presidente de la República francesa me pregunte si es razonable aumentar las tasas a un 4,25% cuando los americanos las mantienen en un 2%” y recordó que votó por el euro y por la independencia del BCE, calificó la medida de “dumping monetario” y señaló que “pone de rodillas a las empresas europeas que quieren seguir exportando”. El presidente francés defendió su derecho a opinar sobre esta cuestión y dijo que, “si no hay debate, no hay democracia, y sin democracia ya no hay Europa”. La contestación ha sido inmediata. El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, se defendió hoy de las críticas a su decisión de elevar los tipos de interés en la zona euro hasta el 4,25% y afirmó que asegurará la estabilidad de precios a medio plazo.  “Al adoptar esa decisión pensamos que se garantizará la estabilidad de precios a medio plazo…lo que protege a los más desfavorecidos”, señaló Trichet en una reunión de economistas y responsables económicos en la ciudad sureña francesa de Aix-en-Provence. Aunque se reafirme la independencia, lo que parece claro es que un siguiente movimiento de subida de tipos, con la oposición de Francia a la que puede añadirse Alemania, es mas complicado. Eso si, siempre mirando el precio de barril de petróleo.