Menú Portada
Los árabes desean contrarrestar su influencia anglosajona aproximándose al país galo

Sarkozy hace amigos en el Golfo Pérsico

Marzo 4, 2008

Satisfacción en Francia tras la visita del presidente, según fuentes diplomáticas españolas

El mandatario galo rubricó la creación de una base militar permanente en los Emiratos Árabes Unidos, donde prevé enviar entre 400 y 500 soldados

El emir de Qatar fue quien eligió personalmente los nombres de los futuros “Louvre" de Abu Dhabi y “Liceo Voltaire” de Doha

Una gira mejor valorada por los árabes que la realizada en las mismas fechas por Bush

pq__SarkozyenRiad.jpg

La popularidad del mandatario Nicolás Sarkozy en Francia continúa creciente. Desde que contrajo matrimonio con la modelo Carla Brunni, ambos se han convertido en auténticos fenómenos mediáticos. Entre el 13 y el 15 de enero pasados Sarkozy visitó Arabia Saudi, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, a cuyos jefes de Estado recibió en el Eliseo en junio y julio de 2006. Según ha sabido extraconfidencial.com, durante la misma el mandatario francés firmó también un acuerdo para la crear una Base Militar Permanente en los Emiratos Árabes Unidos.
Además, fuentes parisinas aseguraron a este periódico que su país ha valorado muy positivamente esta gira. Desde su punto de vista, el viaje de Sarkozy ha sido mucho mejor valorada por los árabes que el realizado durante las mismas fechas por el presidente norteamericano George Bush.

Pocos acuerdos en el ámbito comercial

A su llegada, Sarkozy fue recibido en el Aeropuerto Internacional Rey Jaled de Riad por el rey Abdalá Bin Abdelaziz de Arabia Saudí, así como por los ministros saudíes de Defensa y Asuntos Exteriores. Tras dos días de estancia en la capital Saudí se desplazó a Doha. Allí se reunió con el emir de Qatar, jeque Hamad Bin Jalifa Al Zani, con quien firmó un contrato de unos 500 millones de euros para la venta de material eléctrico a ese país y un memorando de entendimiento en el sector nuclear civil.
Por último Sarkozy se desplazó a los Emiratos Árabes Unidos, donde rubricó un acuerdo intergubernamental para la construcción por compañías francesas de dos reactores nucleares para generar electricidad y desalar agua. Además en este país está prevista la creación del “Louvre” de Abu Dhabi”, que será construido en la isla de Sadiyat, muy cerca de su capital.
Aunque el terreno comercial no ha reportado a Francia anuncios de contratos sustanciales, los analistas galos reconocieron su interés por participar en los diversos programas activados en estos enclaves del Golfo Pérsico gracias a sus destacados ingresos generados por la tendencia alcista de los hidrocarburos. No obstante, estimaron que su país está actualmente negociando importantes acuerdos con estos países en diferentes sectores económicos.
No obstante, el optimismo y positivismo francés, según las fuentes que nos informaron, se centró en la marcada orientación cultural de la gira realizada por Nicolás Sarkozy quien visitó la exposición de maquetas del futuro “Louvre” de Abu Dhabi, así como al “Liceo Voltaire” de Doha. Según ha sabido este periódico, los nombres de ambas instituciones culturales fueron elegidos personalmente por el propio Emir de Qatar.

Acuerdos para la creación de una base militar permanente

Además, durante esta visita Francia materializó la petición realizada hace varios años por los Emiratos Árabes Unidos, sobre el establecimiento de una base militar permanente, enmarcada dentro del Acuerdo de Defensa firmado en 1995 entre ambos países. Nicolas Sarkozy puso su firma en un documento preliminar, dejando pendientes de negociar aún entre ambos países diversos aspectos. El gobierno galo tiene previsto destinar a estas instalaciones entre 400 y 500 soldados de sus tres ejércitos. Las mismas servirán entre otros cometidos, para facilitar al ejército francés la realización de escalas navales y ejercicios militares conjuntos en el Golfo Pérsico.
Sobre este respecto, según ha sabido este periódico de fuentes parisinas, el pasado 22 de enero el subdirector general de Oriente Medio del gobierno francés, Frank Gellet, aseguró que la creación de esta base militar permanente no constituía una provocación contra Irán sino un elemento de estabilización.
Además, Sarkozy rubricó un acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos sobre cooperación en materia de energía nuclear civil. Se trata del tercero con un país árabe, tras los alcanzados con Argelia y Libia. En este aspecto, Gellet subrayó la importancia del acuerdo e hizo hincapié en la conocida posición de Sarkozy por compartir esta tecnología con el mundo musulmán, siempre que se respeten los compromisos y garantía internacionales.

Sarkozy, mejor recibido que Bush

Francia ha valorado la gira de su mandatario muy positivamente. Según ha sabido este periódico, los analistas políticos galos consideran que la visita de Sarkozy al Golfo Pérsico ha sido “mucho mejor recibida” que la realizada en las mismas fechas (14 de enero), por el presidente de Estados Unidos, George Bush.
A juicio de estos observadores, los países árabes desean contrastar su creciente influencia anglosajona acercándose a Francia, quien siempre ha adoptado una actitud hacia ellos mucho más “equilibrada”, acompañándolos en su “evolución social, política, económica y cultural” sin buscar imponer bruscamente su modelo.