Menú Portada
Rodará en Ciudad Real

Sara Montiel vuelve al cine

Marzo 9, 2011

A finales de la década de los noventa, Sara empezó a protagonizar escándalos sonados con algunas de sus compañeras. Se enfrentó en los platós a Marujita Díaz, se casó con un cubano de tendencia sexual puesta en entredicho, vociferó contra su amor Giancarlo Viola, paseó más que alegre por las calles, cantó saetas y se enmarañó en asuntos extraños.

pq_925_saramontiel.jpg

Quiere volver a ser la que era. Seguir despertando el interés y el respeto de quienes la siguieron en su época dorada. Sara Montiel fue la primera española internacional que consiguió tocar el cielo con las yemas de sus dedos. Rodó con los mejores, se le relacionó sentimentalmente con los varones más interesantes y con mayor proyección del momento. Sin embargo, el paso de las años y su innegable implicación en asuntos algo pestilentes, acabaron por pasarle factura.
 
A finales de la década de los noventa, Sara empezó a protagonizar escándalos sonados con algunas de sus compañeras. Se enfrentó en los platós a Marujita Díaz, se casó con un cubano de tendencia sexual puesta en entredicho, vociferó contra su amor Giancarlo Viola, paseó más que alegre por las calles, cantó saetas y se enmarañó en asuntos extraños. Ahora, cuando la tormenta parece haber pasado, Sara empieza a recuperar su dignidad. Hace algunas semanas, la revista Sálvame, dirigida por el atractivísimo Aldo Ruiz, le hacía una impagable entrevista en la que la Montiel se mostraba más atrevida que nunca.
 
Entre otras cosas, en la citada interviú, la artista adelantaba que iba a volver al teatro con un trabajo impresionante. No sólo eso. Sara quiere volver al cine. Me cuentan que la actriz está revisando el guión de su próxima película, bajo las directrices de Óscar Parra. Será un trabajo breve, pero intenso, con el que volverá a embadurnarse de las mieles del séptimo arte. El proyecto, que es realmente apetecible, empezará a rodarse a mediados del mes corriente y tendrá lugar en Cabezarados, Ciudad Real. Por eso no es de extrañar que Saritísima haya dicho a sus más cercanos que está muy interesada en ese asunto.  
 
Por Saúl Ortiz