Menú Portada

Sánchez Dragó nunca ha presentado las cuentas de su empresa Rishikesh S.L.

Octubre 28, 2010

La empresa Taketome S.L, de la que es apoderado,  ganó medio millón de euros antes de impuestos

pq_922_drago_dioslescria.jpg

Polémico, controvertido, con declaraciones como defender el consumo de drogas o como ya le denunció Sanidad, incluso publicitar medicación en un programa de televisión. Lo último, su libro junto a Albert Boadella “Dios los cría… y ellos hablan de sexo, drogas, España, corrupción…” editado por Planeta y en el que recoge las conversaciones del escritor y el dramaturgo. El diálogo incluye, en la página 164, un relato en el que Dragó no duda en reconocer que, en 1967, se topó en Tokio “con dos lolitas”, en el que detalla que eran “ésas – ahora hay muchas – que se visten como zorritas, con los labios pintados, carmín, rímel, tacones, minifalda…”,  se las llevó a un bar cercano y… “las muy putas se pusieron a turnarse” a la vez que se jacta de explicarlo ahora porque “el crimen ya ha prescrito”, aunque asegura que “las delincuentes eran ellas”.

Después de desatarse la polémica, El Mundo, donde es colaborador le dedica todo un espacio para desmentirlo, así las “lolitas” eran mayores de edad y el turnarse era para dar besos “castos” sin contacto físico.

Pero si ha intentado aminorar la polémica no lo ha conseguido, así por ejemplo, Viajes Barceló ha retirado la campaña “Acompaña a Dragó en un viaje por Japón” y en el enlace a la página web aparece en blanco a la vez que van aumentando las librerías que han retirado el libro. Un golpe para el bolsillo de Sánchez Dragó.

Rishikesh, la droguería fantasma del escritor

En 1992 Sánchez Dragó creó la empresa Rishikesh S.L., como la ciudad al pie del Himalaya en la India en la que hicieron uno de sus famosos viajes los Beatles. Esta empresa tenía el objeto social de comercio al por mayor de productos de perfumería, droguería, higiene y belleza. Un negocio curioso con domicilio social en su vivienda del barrio de Chamberí del que poco podemos decir ya que salvo constitución con un capital de 3.000 euros y el nombramiento de los administradores, lleva 17 ejercicios sin presentar ninguna cuenta en el Registro Mercantil.

De la que si presenta las cuentas es de la sociedad en la que es apoderado, Taketome S.L y en la que son administradoras su mujer e hija, y que se dedica a la prestación de servicios de diseño, dirección, producción, realización, asesoramiento, presentación y redacción de guiones, todo ello para producciones audiovisuales y espectáculos y la prestación de servicios de enseñanza no reglada sobre medios y productos audiovisuales y espectáculos a la vez que la prestación de servicios de publicidad, relaciones públicas y comunicación, y el asesoramiento, representación y gestión de la imagen de personas, consiguió unos beneficios antes de impuestos en el último ejercicio que presentó cuentas, el 2008, de más de medio millón de euros. Y es que en los últimos años ha acumulado con un capital de tan solo 3.000 euros, unos fondos propios de más de 1,2 millones de euros.