Menú Portada
El secretario de Estado "hizo los deberes", buscó aliados en los demás grupos y justificó su actuación ante el Senado

Sampol: “Lissavetzky, usted es colaborador necesario en que se perpetúe Villar”

Noviembre 10, 2008

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, justificó en el Senado que “se ha cumplido estrictamente la normativa española en las elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol (RFEF) con las modificaciones introducidas en el reglamento electoral”. Pero el presidente del CSD se limitó a dar datos, a repetir que sus decisiones fueron apoyadas en la Junta de Garantía Electoral y que todo es conforme a la ley. Convenció a todos menos al senador que forzó su asistencia al Senado, el mallorquín Pere Sampol que le acusó de “colaborador necesario para que Villar se perpetúe en el cargo”.

pq_633_lissa-en-senado.jpg

Oído el máximo responsable del deporte español, Jaime Lissavetzky, la oposición en el fútbol tendrá que esperar otros cuatro años para poder presentarse a las elecciones de la RFEF. Con las convocadas bajo las normas que Villar ha querido y Lissavetzky ha consentido, lo normal es que la denominada Plataforma Federación de Todos ni tan siquiera presente candidato. Ni habrá trasparencia ni garantías de voto secreto. Ya sólo la Audiencia Nacional, cuando se pronuncie –y ya saben cómo es de rápida la Justicia española-, podrá variar la situación.
Con esa afirmación por delante, resultó triste escuchar a los portavoces de los grupos políticos. Que hasta el PP, que podía haber dado un repaso tremendo al Gobierno, apareciera conciliador y despreciando las investigaciones de corrupción es para tirar la toalla. Y escuchar a la portavoz del PSOE decir una sarta de incongruencias en tono inquisidor, sólo fue patético.
Total, que Pere Sampol se quedó solo en su denuncia, aunque sus palabras fueron demoledoras. Acusó a Lissavetzky de haber dado la sensación de “negociar” con la RFEF la orden ministerial y le recriminó su facultad para ello, no entendiendo por qué no aplicó la orden de la ministra sin más.
Hasta cuatro veces se ha cambiado el reglamento electoral en pleno proceso electoral, la última vez hoy mismo. Se permite a estos administradores, que el Tribunal de Cuentas ha descalificado, seguir administrando dinero público. ¿Cómo sé yo que se venden todas las entradas de los partidos de la selección? Tolerancia cero con estos administradores y usted les ha permitido seguir. En vez de negociar usted tenía que abrir expedientes disciplinarios. ¿Sabe usted que la RFEF se ha gastado los ingresos de TVE y Adidas hasta 2013? ¿Lo ha autorizado el CSD como estipula ley? Señor Lissavetzky, usted ha sido un colaborador necesario para que estos administradores se perpetúen en la Federación”. Son las frases más contundentes pronunciadas por Sampol, curiosamente perteneciente al Partido Socialista de Mallorca. A Lissavetzky le dio lo mismo. Todo, políticamente, ya estaba pactado.
Por cierto, que me cuentan que en las federaciones territoriales de comunidades gobernadas por el PSOE se han recibido “recomendaciones” de no votar a favor de Villar, pero al mismo tiempo no dar los avales a la Plataforma. Si es verdad habrá que variar el significado del término “democracia”.