Menú Portada

Sálvame permite hacer ligeras acusaciones de malos tratos, María José Campanario rompe su silencio en Antena 3, La Mañana de La 1 recibe multitud de críticas por una entrevista sobre el mundo musulmán y Juanma Castaño desmiente una mala relación con Carreño

Agosto 25, 2017
aramis

Sálvame recibió ayer a Aramís Fuster en plena sequía informativa. La bruja televisiva acusó a su hijo de malos tratos sin denuncia previa y sin pruebas, salvajada permitida por el programa: “Sobre mi hijo mayor han pasado muchos años. Un buen día, por culpa de una persona que lo “encoñó”, me maltrató, me tiró contra una pared y lo eché de casa (…) En todas las familias pasan cosas y se arregla”. Cuenta Aramís que la última vez que se puso en contacto con su hijo éste le replicó: “Vete a vivir la vida, puta”. David Valldeperas, presentador en el día de ayer, le pidió prudencia en sus palabras, pero no le exigió pruebas.

En la competencia, Espejo Público, emitieron una conversación con María José Campanario, que se explicó: “Sé que te preocupas por mí, por eso te llamo. Estoy mucho mejor, estoy bien. Estoy aprendiendo a controlar el dolor. Poco a poco me están rebajando la medicación. Pero todavía me queda un poco aquí, aunque tengo ganas de volver a mi vida de siempre. Estoy encantada con el personal que me atiende y con todo el mundo en general. A partir de ahora solo me voy a preocupar de las personas que me quieren y a las que yo quiero. Hoy he dormido hasta las 11 de las mañana. Todavía me queda un poco aquí aunque tengo ganas de volver a mi vida de siempre”.

Volviendo a Sálvame, Kiko Hernández desveló que Chayo Mohedano cobra 1.250 euros por actuación, cuya entrada está tasada en 5 euros. Su compañera, María Patiño, ha visto con alegría como Telecinco no solo no retira Socialité tras su bajada de audiencia, sino que la cadena ha decidido aumentar treinta minutos su duración, emitiéndose entre las 13;30 y las 15;00 horas de sábados y domingos. Su compañera María Teresa Campos ha visto con desagrado como ABC desmentía ayer que Mediaset vaya a emitir un nuevo debate político moderado por la presentadora malagueña.

Alba Carillo por su parte rompe su silencio sobre su guerra con Fonsi Nieto: “Estoy de vacaciones y muy tranquila. Lo que quiero dejar muy claro es que como madre soy intachable y usaré la vía legal para quien lo ponga en duda. Harta de las coacciones. A Fonsi no le gusta que yo salga en la tele, ni que haya ido al reality. Se cree que puede controlar aún mi vida y cree que esta es la forma de callarme”.

De Juanma Castaño a La 1 de TVE

Juanma Castaño desmintió ayer su mala relación pretérita con Manu Carreño: “Manu y yo llevamos 12 años trabajando juntos, viéndonos casi cada día. Si tuviésemos cualquier tipo de enemistad, yo no habría aceptado porque me resultaría imposible. Tenemos una perfecta relación como compañeros y trabajaré con él ahora igual que hemos trabajado juntos todos estos años. La mejor prueba es poner cada día el programa a las tres”. El periodista asturiano también desmintió que Mediaset le haya presionado por apoyar en público a Manolo Lama: “Jamás me han dicho nada por apoyarle, y es más, aseguro que Manolo Lama es un profesional muy valorado dentro de la cadena y entre el equipo de deportes. Mi relación con él es más aún que una amistad, es el siguiente grado. Le debo mucho y para mí es como de mi familia (…) Ya dije que me dolió, pero tampoco es que me dé pena cómo está ahora mismo Lama. Él está bien y feliz con su programa y con la radio. Entre nosotros le damos menos importancia a estas cosas que las que se le dan desde fuera. Fuimos compañeros en la radio y en la tele, y ahora lo somos en la radio”.

En La 1 la polémica es otra. Y es que La Mañana de La 1 entrevistó a la joven musulmana Miriam Hatibi, interrogada por Silvia Jato: “¿Tú te sientes integrada en este país? Te hablo de integración social. Es importante saberlo”. “Yo he nacido y crecido aquí, en Barcelona“, contestó la joven: “Claro, pero yo nací en Barcelona y he crecido aquí, tú eras gallega y te fuiste a Madrid. Yo no he pasado ningún proceso de transición que tenga que plantearme mi integración”. La entrevista subió de tono y Jato intentó mediar: “Un poco de calma, nadie te está atacando (…) Yo te he dicho lo del pañuelo porque hay gente que piensa que porque lleves un velo no estás integrado en la sociedad. Yo no creo en eso y por eso te lo estaba preguntando a ti. Para que la gente se le escape de su cabeza que por llevar un velo tienes que estar en otro país. Única y exclusivamente, no te sientas amenazada”. Las críticas a la Cadena Pública no cesaron durante toda la mañana de ayer.

Jorge Higueras