Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Suscríbete a nuestro Boletín


Tipo de Newsletter

Indique cómo desea recibir nuestro servicio gratuíto de Newsletter:


Condiciones de suscripción



Los campos con * son obligatiorios

Popular posts

Salen a la luz unos audios en los que Francisco Marhuenda llamaba “zorra” a la jefa del Gabinete de Cristina Cifuentes, Antonio García Ferreras hace el ridículo a la hora de desvincular a La Sexta de los chanchullos de Planeta y María Patiño sale trasquilada del juicio contra María José Campanario

Abril 21, 2017
marhuenda juzgados

Las filtraciones judiciales han dejado a Francisco Marhuenda, director de La Razón e investigado en la Operación Lezo por el presunto delito de coacciones, con los pantalones por los tobillos. Según ha publicado Vozpopuli, estas son algunas frases del periodista en conversaciones privadas que han salido a la luz ayer jueves: “Me ha llamado la zorra de Marisa (jefa del Gabinete de Cristina Cifuentes), por la leche que le hemos dado hoy. Le ha hecho mucha pupa. Marisa quiere saber si es una campaña. Evidentemente he dicho que no, no hace falta reconocerlo, no es tonta. Le dije: ‘hombre, si hacéis las cosas mal, pues nosotros…’ Mañana le damos otro viaje a Cifu (Cifuentes)”.

A Rodríguez Sobrino se dirigió así: “Siento lo de Garrido (número dos de Cifuentes, sobre el que La Razón había publicado una información elogiosa), ya he dicho que no salga nada bueno de él. Ya nos hemos inventado una cosa para darle una leche y que tome nota. Le he dicho: ‘tú misma, llevas ahí mucho tiempo en el Gobierno. Ahora la gente asocia el Canal a vosotros, punto, e Ignacio González es PP. Tú misma. Ya nos hemos inventado una cosa para darle una leche”. Y sigue Marhuenda ante Rodríguez Sobrino: “Le hemos dicho que eres un soldado nuestro, que eres intocable para nosotros y ella por las malas tiene mucho que perder. En una guerra no puede ganar”.

No sale mejor parado Mauricio Casals: “Yo le he dicho (a Marhuenda) que su continuidad depende de esto (…) Cifuentes tiene que ver que no es sólo La Razón, sino que está La Razón, Antena 3, Onda Cero, La Sexta“. Y Rodríguez Sobrino también ve aireadas sus conversaciones: “Paco tienes que decirle: ‘esto ha llegado muy lejos, Edmundo es uno de los nuestros y queremos una solución para él’. Están buscando en los cajones de los armarios, buscando guarrerías a la desesperada”.

Ferreras lo intenta, pero no cuela

Antonio García Ferreras se recreó ayer con las lágrimas de Esperanza Aguirre. El periodista quería tapar la brutal campaña de compañeros y usuarios de las Redes Sociales contra La Sexta por no informar de la imputación de varios directivos de La Razón y Atresmedia en la Operación Lezo que se ha llevado por delante, judicialmente hablando, a Ignacio González.

El presentador de Al rojo vivo lo intentó de todas las formas: “Aquí se lo contamos todos, por si alguno no se ha enterado”. No se enteró nadie el miércoles de la imputación de los directivos de La Razón porque sus informativos lo ocultaron y no se enteró nadie ayer de la imputación de Mauricio Casals, presidente de La Razón. Ferreras seguía erre que erre: “Atresmedia y La Sexta son los que desvelan los años que lleva de corruptelas Ignacio González“, le respondía a Irene Montero, portavoz de Podemos en el Congreso, cuando ésta le reprochó las imputaciones. Eso sí, la novia de Pablo Iglesias se echó para atrás tras la embestida de Ferreras y soltó que estas cosas se saben “porque hay periodistas tan valientes como vosotros”. ¿O tan dóciles con Podemos?

Y Antonio remataba: “Quién diga que ocultamos algo, miente. La Sexta no oculta a Rodríguez Sobrino (consejero delegado de La Razón). Claro que contamos todo: otros no. La Sexta jamás ha ocultado este nombre y de hecho esta Cadena desveló sus vínculos con los Papeles de Panamá“. Dice que no oculta el nombre de Rodríguez Sobrino, ¿y el de don Mauricio Casals?

La prensa se revuelve contra La Razón

Atentos al editorial de El Español de Pedro J. Ramírez: “En el otro lado, los accionistas del Grupo Planeta tienen que actuar con responsabilidad. Lo que revela la investigación de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción es que Mauricio Casals utilizaba La Razón de forma similar a como Luis Pineda usaba Ausbanc: como un arma para recaudar. De ahí que el diario recibiese ingresos muy por encima de lo que merecía su tirada. La familia Lara ha de ser consciente de que Atresmedia está gestionando concesiones de titularidad pública, y que en una compañía que opera con el derecho a la información sus directivos deben ser particularmente ejemplares”.

El País atiza con saña a Casals, “el conseguidor de Planeta“: “Él trazó puentes con los accionistas y altos directivos de La SextaJaume Roures, José Miguel Contreras, Antonio García Ferreras–, para sellar un acuerdo que contara con el visto bueno del Gobierno del PP“. Luis Ventoso, en ABC, ha sido incluso más duro: “En la redada también ha quedado señalado un diario de conocida mala deontología, pero que seducía a altas figuras del Gobierno con lisonjas interesadas y favores televisivos”.

María Patiño sale disgustada de un juicio contra María José Campanario

A María José Campanario le pilló a contrapié la citación judicial que ayer la llevó a verse las caras ante María Patiño. Recuerden que la mujer de Jesulín de Ubrique pediría una indemnización de alrededor de 100.000 euros a la colaboradora de Sálvame. Por eso María ha declarado en el Juzgado de Primera Instancia de Arcos de la Frontera (Cádiz), tras ser demandada por intromisión en la intimidad y el honor.

Recuerden que la periodista acusó a la Campanario de haber agarrado por el cuello a su suegra, Carmen Bazán, que también ha acudido como testigo y como era de esperar ha desmentido el tema. Pero la sorpresa que se llevó Patiño fue de aúpa por una razón: la periodista llevaba al juicio una carta bajo la manga que finalmente le falló. La periodista gallega contaba con el testimonio de un compañero que en pleno juicio y, por sorpresa, se puso en su contra, por lo cual Patiño salió visiblemente disgustada del careo.

Jorge Higueras