Menú Portada

SAL

Abril 12, 2009

Sal no deja de sorprender desde la primera línea y hasta el final, donde se encuentra la luz que lo ilumina todo. Bastará leer un par de páginas al azar para advertir una prosa rica y distinta. Pero en esta novela hay muchas cosas más: personajes de carne y hueso.

pq_747_sal.jpg