Menú Portada
El ex secretario de Estado fue el que presionó para que TVE contratara a su mujer en la corresponsalía de París

Sacaluga, el espía doble fichado por Miguel Ángel Rodríguez

Septiembre 25, 2007

Antes de las elecciones del 14M el consejero socialista y Pepe Blanco amenazaron al director general, José Antonio Sánchez con destapar un escándalo del PP que tendría repercusión internacional

pq_359_RODRRIGUEZ.jpg

Parece que ha pasado mucho tiempo pero la realidad es que los protagonistas de los hechos que les vamos a relatar continúan de plena actualidad. Tras el triunfo electoral del PP en las elecciones de 1996, Miguel Ángel Rodríguez es designado secretario de Estado para la Comunicación y portavoz del Gobierno. Él convenció a José María Aznar para que convirtiera a RTVE en centro de la oposición política contra el PSOE. Lo consiguió y de que manera. Tras instalarse en Moncloa colocó a sus hombres de confianza en Prado del Rey con el objetivo de controlar la televisión pública. Pero no sólo de su partido.
Miguel Ángel Rodríguez, más conocido por MAR, insistió mucho, “pero que mucho”, dicen, en que la mujer de Miguel Ángel Sacaluga, nombrado corresponsal en París, se incorporara a la delegación de TVE en la capital francesa. “Lo que decía Miguel Ángel era ordeno y mando y pese a que le advertimos que se podía cometer una irregularidad, insistió”, aseguran quienes sufrieron el mandato monclovita.

Ascenso profesional sospechoso

El nombramiento de Sacaluga, hoy consejero de CRTVE por el partido socialista, sorprendió a muchos en Radio Televisión Española ya que se interpreto como un ascenso (procedía de los servicios informativos). Gracias a esa intermediación de MAR, la esposa del corresponsal fue contratada por TVE y, con los años, se incorporó a su plantilla junto a otros 55 contratados en una decisión muy polémica y de la que en su día informó extraconfidencial.com.
Ahora muchas cosas se explican. Al parecer el consejero socialista “sirvió” al PP durante el último Gobierno de González. Más aún, ya como consejero de RTVE en el Gobierno de José María Aznar, desde su cargo socialista, intentó impedir –en algunos casos lo logro-, que determinados escándalos de la gestión popular al frente de la televisión saltaran a la luz. Más aún: Sacaluga, mientras ejerció de director de comunicación de Rafael Simancas como candidato a la presidencia de la CAM, paralizó –para sorpresa de sus propias bases-, distintas investigaciones realizadas por las huestes socialistas y que perjudicaban a colaboradores muy directos de la presidenta Esperanza Aguirre.

Amenazas al ex director general de RTVE

Y el espía Sacaluga, pese al fracaso electoral de su jefe Simancas, sobrevive a unos y otros. Con estos antecedentes, poco antes de las elecciones generales del 14M, se personó junto al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, en el despacho del entonces director general de RTVE, José Antonio Sánchez. Allí, entre plasmas de televisión, los portavoces socialistas exigieron al máximo responsable de la televisión pública “pluralidad” informativa de cara a los comicios electorales que se avecinaban. La petición fue acompañada de una contundente amenaza: “De no ser así, sacaremos a la luz un escándalo que afecta al Partido Popular y que tendrá repercusión en todos los medios de comunicación internacionales”. Más o menos estás fueron sus palabras.
El mencionado escándalo nunca se llegó a publicar, aunque existía. Y ahora muchos se preguntan: ¿habrá sacado partido Sacaluga de esta privilegiada información? ¿Será capaz de venderla algún día?. Al tiempo.