Menú Portada
La Caixa, principal accionista

Saba mantiene sus planes de salir a Bolsa en tres o cinco años

Noviembre 17, 2011
pq_923_saba2.jpg

Saba Infraestructuras, la sociedad de aparcamientos y centros logísticos que tiene a ´La Caixa´ como principal accionista, mantiene sus planes de salir a Bolsa en un plazo de tres o cinco años.

“Saba tiene la vocación de ser una compañía cotizada cuando sea posible, una vez pase este ´tsunami´ financiero”, indicó el presidente de la compañía, Salvador Alemany, en un encuentro con la prensa.

Saba parte de una capitalización de 400 millones de euros, por lo que Alemany ha indicado que, aunque la compañía “no estará en el Ibex 35, no estará muy lejos”, ya que ha recordado que la empresa menos capitalizada del selectivo se sitúa cerca de los 800 millones.

De su lado, el consejero delegado de Saba, Josep Martínez, ha señalado que la salida a Bolsa aportará liquidez a los accionistas y servirá para incorporar más capital y favorecer el crecimiento.

Dividendos en 2013

Asimismo, Alemany prevé que la compañía pague en 2013 sus primeros dividendos (a cuenta de los resultados de 2012). “Ésta es la voluntad aunque todavía no se materialice la entrada a Bolsa”, añadió.

Saba Infraestructuras celebrará el próximo 14 de diciembre una junta general de accionistas para que los socios minoritarios que apostaron por la compañía surgida de la segregación y venta por parte de Abertis de los activos de aparcamientos y logística conozcan la orientación de la compañía y abordar la disposición accionarial y los estatutos.

Nuevos Mercados

En cuanto a los planes de negocio de Saba, su consejero delegado señaló que su objetivo es consolidar el liderazgo en aparcamientos en el Sur de Europa. En logística apuesta por reafirmar su presencia en España y Cataluña, con el Puerto de Barcelona como epicentro.

Sin embargo, la estrategia también pasa por la diversificación e internacionalización. En este sentido, Saba mira hacia Europa, Latinoamérica –Chile, Brasil y México–, Estados Unidos y Canadá, siempre que estos países cuenten con un marco de seguridad jurídica y exista financiación.

“Tenemos voluntad de internacionalización. Saba puede estudiar y ejecutar proyectos, pero no todos y de golpe”, ha sostenido Alemany, y ha señalado que el mercado está un poco parado en cuanto a oferta y demanda.

A fecha de junio de 2011, Saba contaba con unos ingresos por explotación de 193 millones de euros y un Ebitda de 80 millones, y su negocio se basa en un 78% en aparcamientos, mientras que el resto, alrededor del 22%, corresponde a parques logísticos.

La compañía tiene 195 aparcamientos operativos que suman 128.150 plazas en seis países: España, Italia, Portugal, Francia, Andorra y Chile. Asimismo, suma 730 hectáreas de parques logísticos operativos o en construcción, y opera en cuatro países: España (Madrid, Barcelona, Sevilla y Álava), Chile (Santiago de Chile), Portugal (Lisboa) y Francia (Toulouse).