Menú Portada
4.000 folios de información

Ruz logra que Suiza colabore en el ´caso Gürtel´ a pesar de que España no entregó a Falciani

Enero 31, 2014
pq_939_pablo_ruz.jpg

Los jueces y fiscales de la Audiencia Nacional nunca estuvieron entusiasmados con la colaboración de Suiza en los casos de corrupción y blanqueo de capitales. El secreto bancario de los helvéticos obliga a que las comisiones rogatorias enviadas desde el tribunal español estén perfectamente fundamentadas. Aún así, la información llega con cuentagotas. En los últimos tiempos, el flujo de datos ha crecido, según reconocen fuentes del tribunal, sin llegar a colmar las aspiraciones de los investigadores españoles. Hasta que surgió el ‘caso Falciani’ y en la Audiencia Nacional se contuvo la respiración. España se exponía a que Suiza rompiera la colaboración si el exinformático del HSBC no era extraditado. La Sala de lo Penal rechazó la entrega y comenzó entonces un tenso compás de espera. Sin embargo, los peores temores se fueron difuminando con el paso de las semanas: Suiza seguía colaborando con exactamente las mismas trabas que antes. Ahora bien, exigía que cualquier petición de información que realizaba España no partiera de otra sustraída del HSBC por el informático italo-francés.

El principal perjudicado resultó ser el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Con Pablo Ruz al frente, el Juzgado número 5 investiga, entre otros, los casos ‘Gürtel’ y ‘Bárcenas’, como se llama habitualmente en el segundo caso a la instrucción sobre la financiación irregular del PP. Sólo un minucioso trabajo de los funcionarios del juzgado, con la inestimable colaboración de las fiscales del caso, ha permitido sortear el obstáculo y que los citados casos hayan crecido en las últimas semanas gracias a la información enviada desde Suiza.

4.000 folios que abren nuevas puertas

El pasado 30 de diciembre, Ruz recibió 4.000 folios en forma de comisiones rogatorias procedentes de Suiza. El juez tenía pensado cerrar en los próximos meses el ‘caso Gürtel’, tras una instrucción de cinco años que ha pasado por varios magistrados. Sin embargo, los datos remitidos por las autoridades helvéticas abren nuevas puertas. Por ejemplo, las cuentas en Suiza del expresidente de Sacyr Luis del Rivero. Un testaferro relacionado con la trama Gürtel, Armando Mayo, ingresó 100.000 euros en la cuenta del empresario en el año 2006. La figura de Del Rivero no es ajena a Ruz. El magistrado le ha interrogado en dos ocasiones como presunto donante del Partido Popular, según recogen los ‘papeles de Bárcenas’ y ha ratificado el extesorero. De esta forma, Del Rivero conecta la pieza matriz, ‘Gürtel’, con la separada, la de la financiación irregular del PP. De momento, solo es un hilo del que tirar, aunque el juez ya ha encargado informes a los investigadores.

Y aún restan por llegar más papeles de Suiza. El juez Ruz está empeñado en conocer quién se esconde detrás de la cuenta abierta en el Lombard Odier bajo el nombre de ‘Obispado’. Con la ayuda de Suiza ya ha determinado que tras otras de las descubiertas en la investigación a Bárcenas estaba Luis Fraga, sobrino del fundador del PP, exsenador e íntimo del extesorero. También la esposa de Bárcenas ha aparecido como titular de una cuenta que llegó a acumular 514.000 euros. ¿Y Obispado? ¿Depara alguna sorpresa? En descubrirlo centran Ruz y su equipo ahora sus esfuerzos. De momento, se sabe que como apoderado en la cuenta figuraba Francisco José Yáñez, otro histórico empleado del PP que falleció la semana pasada y que ya no podrá declarar como imputado ante Ruz. El juez le había citado para el pasado miércoles.

Pedro Águeda