Menú Portada
Mientras excarcela a presos etarras de Nanclares de Oca

Rubalcaba reparte tan sólo un millón de euros entre todas las organizaciones de víctimas de terrorismo

Julio 28, 2010
pq_923_rubalcaba.jpg

Verano caliente para Rubalcaba, ayer mismo el director general de la DGT, Pere Navarro, tuvo que negar, como afirma la Asociación Unificada de Guardias Civil (AUGC), la supuesta huelga de “bolis caídos” de los agentes en demanda de mejoras laborales que según el sindicato ha provocado que en junio se impusieran 120.000 multas menos que en el mismo mes de 2009. Un duro golpe a su afán recaudatorio.

Mientras, Mariano Rajoy, oficializó ante su plano mayor su distanciamiento con la política penitenciaria que el Gobierno está aplicando a los presos de ETA. Y es que el PP quiere que el ministro del Interior ofrezca “explicaciones” en sede parlamentaria sobre los beneficios penitenciarios concedidos a varios presos que considera “disidentes” de ETA internos en la prisión de Nanclares de Oca (Álava), a quienes, según ha trascendido, se les permite salir a diario, salvo sábados y domingos,  para estudiar o trabajar. En concreto, el grupo popular en el Senado registrará varias iniciativas en la Cámara Alta para forzar a Alfredo Pérez Rubalcaba a que tras el parón veraniego dé cuenta de la estrategia penitenciaria del Gobierno socialista sobre los beneficios a etarras que supuestamente se habrían desmarcado de la banda con condena expresa de la violencia y habrían pedido perdón a sus víctimas.

Víctimas maltratadas en subvenciones

El Ministerio del Interior ha resuelto conceder a un total de 30 asociaciones de atención a víctimas del terrorismo subvenciones por un montante total de un millón de euros, del cual se reparten casi la mitad entre la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, cada una de ellas receptora de 234.000 euros.

Así se constata en el Boletín Oficial del Estado en su edición de este miércoles, en la que se publica la orden ministerial emitida a tal efecto el pasado día 22. De estos aspirantes, y aparte de la AVT y la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Interior subvenciona a la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT) con 84.000 euros, a la Asociación Andaluza de Víctimas del Terrorismo con 66.000, a la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M con 56.000, al Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (Covite) con 36.000, a la Fundación Pro-Derechos Humanos Miguel Ángel Blanco con 28.000, a la Coordinadora Gesto por la Paz con 24.430 y a la Fundación Guardia Civil con 24.000 euros.    

Otras ayudas irán destinadas a la Asociación Dignidad y Justicia (19.550 euros), la Asociación Víctimas del Terrorismo Verde Esperanza (17.422,65), la Fundación Fernando Buesa Blanco (15.700), la Federación de Asociaciones Autonómicas de España de Víctimas del Terrorismo (15.000), las fundaciones Gregorio Ordóñez Fenollar y Rodolfo Benito Samaniego (14.300) y las asociaciones autonómicas de víctimas de Canarias (Acavite), Comunidad Valenciana y Murcia (Amuvite), que percibirán 13.000 euros cada una.

Por lo demás, 12.000 euros recibirá la Fundación Tomás Caballero, 10.000 la Asociación Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo, 6.999 la Asociación para la Defensa de la Dignidad Humana y 6.000 las fundaciones Alberto Jiménez Becerril, Askatasun Bidean y Profesor Manuel Broseta.    

Las entidades que sí se han beneficiado de las subvenciones recibirán ahora un 67% de la cantidad concedida y deberán justificar las actividades y programas para tener acceso al 33 %.

Además, deberán hacer constar que estas actividades se realizan con la financiación del Ministerio del Interior “expresamente y de forma visible en cualquiera de los medios materiales que utilicen para su difusión”

Unos requisitos que chocan con otras subvenciones como las que entrega una semana si y otra también Ministerios como el de Igualdad. Suma y sigue.