Menú Portada

RTVE salva la balanza financiera de 2016 recortando sus gastos de personal en 2 millones al tiempo que firma un contrato con Sony para la adquisición de 1.000 cámaras

Febrero 21, 2017

En la Plataforma de Contratación ya se puede comprobar el estado de uno de los contratos de RTVE con Sony, precisamente el que rige la “adquisición de dos cámaras de vídeo con bloque cantador separado para uso con radioenlace y dos equipos de transmisión inalámbrica por RF” por El importe por 91.387,79 euros

xdcam sony

Mucho ha cambiado todo desde el año 2002. Por aquel entonces, la peseta terminaba su curso legal en España, entrando en activo el euro en 12 de los 15 países de la Unión Europea. Además, el petrolero Prestige se hundía a pocos metros de la costa gallega, causando un desastre natural; el Real Madrid conquistaba su novena Copa de Europa en Glasgow, comandado por Zinedine Zidane; y el Premio Nobel de la Paz era concedido al ex presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter. Sin embargo, algunas cosas permanecen inamovibles. El Real Madrid sigue conquistando Europa de la mano de Zinedine Zidane y los presidentes norteamericanos continúan acumulando premios de dudoso criterio por su contribución a la paz mundial. Tanto es así que la situación de la cadena pública española ha cambiado, pero el fondo sigue siendo el mismo. En el año 2007 el extinto Ente Público Radiotelevisión Española se transformaba en la Corporación Radiotelevisión Española arrastrando a ésta las competencias de gestión de radiodifusión y televisión estatal que tenía aquella. En el propio año 2002 salía a la luz el Informe de la Intervención Delegada de Hacienda en el Ente Público RTVE. La auditoría que investigó las cuentas y comportamientos del ejercicio 2002 puso de manifiesto numerosos despilfarros como 28 millones de euros en publicidad emitida y no facturada, oficinas vacías que cuestan más de 3 millones de euros al año, préstamos bancarios solicitados sin los preceptivos informes del Comité Económico o rebajas en las tarifas publicitarias de hasta el 73%.

Ahora, 15 años después, parece que la sociedad mercantil estatal vuelve a equilibrar su balanza financiera a costa del tijeretazo de 2 millones de euros ejecutado en sus gastos de personal. La RTVE de José Antonio Sánchez Domínguez acaba de confirmar el cumplimiento de sus presupuestos de 2016, pudiendo cerrar el ejercicio sin pérdidas por primera vez desde que en 2010 se retirase la publicidad de la cadena. Precisamente el año desde que el ente es financiado mediante una partida de los Presupuestos Generales del Estado, que cubre el 50% de sus gastos. En este contexto de ajuste del personal y de recortes de su cuadro de trabajadores es en el que hay que encuadrar el gasto que la Corporación ha decidido llevar a cabo para adquirir 1.000 unidades de la serie XDCAM y 1.500 accesorios de Sony, socio habitual de RTVE desde hace 30 años.

En la Plataforma de Contratación ya se puede comprobar el estado de uno de los contratos de RTVE con Sony, precisamente el que rige la “adquisición de dos cámaras de vídeo con bloque cantador separado para uso con radioenlace y dos equipos de transmisión inalámbrica por RF”. El importe por el que se ha cerrado la adjudicación ha sido de 91.387,79 euros.

Todo ello, dicen ambas partes del contrato, para mantener la compatibilidad del sistema de producción de noticias y la fácil adaptación al cambio de equipos. En su nota de prensa, Sony, ha destacado que “RTVE es el medio nacional de referencia en el campo de la tecnología de producción y distribución de programas y noticias” y como tal, la adaptación de nuevos formatos y contenidos y la integración de herramientas y equipos innovadores“ RTVE está en la vanguardia de la industria audiovisual”.

No todo son buenas noticias para Sony. Muchas fuerzas de los chavistas venezolanos, entre ellos el actual presidente, Nicolás Maduro, han decidido sumarse para ejercer presión sobre Sony Pictures por la serie ‘El Comandante’que será estrenada próximamente. La polémica serie sobre ‘La vida secreta de Hugo Chávez’fue grabada en Colombia y escrita por el ex ministro venezolano de Fomento, Moisés Naím.

Doinel Castro