Menú Portada
Según la Auditoría de la Intervención Delegada de Hacienda, percibieron aumentos de entre el 20% y el 54%

RTVE no informó a Hacienda, como establece la Ley, de la subida y modificación salarial de sus directivos

Febrero 24, 2010

Se repartieron una bolsa de 666.000 euros, lo que supuso un ingreso de 5.580 euros para cada uno de los 114 altos cargos

Según la Ley de Presupuestos Generales del Estado, estas retribuciones serán “nulas de pleno derecho” sino cuentan con la aprobación del ministerio de Economía y de Administraciones Públicas 


El pasado martes el presidente de la Corporación RTVE, Alberto Oliart, comparecía ante la Comisión Mixta de Control en el Senado para responder a las preguntas de Sus Señorías. Allí, le recibía una pancarta contra la externalización del trabajo y a favor de la producción propia en la cadena pública. El máximo responsable de la cadena pública evitaba a los trabajadores que la portaban, pero no pudo evitar recibirles ayer tarde en su despacho de Prado del Rey. Oliart comparecía en plena tormenta informativa provocada por el Informe de Auditoria redactado por la Intervención Delegada de Hacienda relativo al ejercicio económico de 2008.

El mencionado Informe no tiene desperdicio. Pero hoy nos detenemos en las apreciaciones que se hacen respecto al salario de los directivos. Dos apuntes textuales:

“La retribución fija de los directivos de primer nivel (director de Gerencia Corporativa, director de TVE y director de RNE), se ha incrementado desde un 22,7% a un 34,7%, pero además, con el derecho a la variable de hasta el 20%, habría que hablar de un posible incremento retributivo anual en la horquilla del 42% al 54%”

“Los directivos CD, contratados con posterioridad a la fecha de entrada en vigor del sistema de retribución variable aprobado por el Consjeo de Administración, continúan formalizando contratos similares a los que suscribía ese nivel de dirección antes de julio de 2007; es decir, una retribución fija (equiparable a la del Consejo de Administración, más un bonus anual del 20% del importe fijo y sin referencia alguna al sistema variable aprobado por el Consejo de Administración, a pesar de ser obligatorio”. 

Una paga “extra” de casi 6.000 euros por directivo

En definitiva, el sistema retributivo variable del Comité de Dirección, con un bonus de hasta el 20% de su retribución fija, “parece no estar amparado en normativa interna alguna. Tampoco se ha encontrado referencia alguna a dicho sistema en la actas del Consejo de Administración”.

Un sistema retributivo que implantó Luis Fernández por primera vez en la historia de RTVE, que ya es decir. En un año, 2008, que las pérdidas de la Corporación, publicidad incluida, ascendieron a 72 millones de euros. Y es que ese sistema de retribución variable se fundamenta en un “bolsa” que en aquel año se elevó hasta los 741.041 euros y que, los 114 directivos de alto rango, se repartieron en un 90%; es decir, 666.936 euros, lo que arroja una media de 5.850 euros por barba. Casi nada, una paga extra de casi un millón de pesetas.  

Pero parece que la Ley sólo está hecha para los ciudadanos de a pie. La Ley General de Presupuestos del Estado correspondiente al ejercicio 2008, en su Título III, se detiene en el incremento de los gastos de personal al servicio del sector público. En el artículo 37, referido a “los requisitos para la determinación o modificación de retribuciones del personal laboral y no funcionario”, se establece que durante el año 2008 será preciso informe favorable conjunto de los ministerios de Economía y Hacienda y de Administraciones Públicas para proceder a determinar o modificar las condiciones retributivas del personal laboral o no funcionario, entre otros, de las retribuciones de nueva creación. Y con la obligación de facilitar esta información a los citados ministerios.

Nada de esto se hizo. Bueno, no ejecutó Luis Fernández la Ley. Y lo más grave. En el artículo 37, punto Cuatro se dictamina que: “Serán nulos de pleno derecho los acuerdos adoptados en esta materia con omisión del trámite de informe o en contra de un informe desfavorable, así como los pactos que impliquen incrementos salariales para ejercicios sucesivos contrarios a los que determinen las futuras Leyes de Presupuestos”.

Más claro, el agua. ¿Debería intervenir la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía del Estado, Hacienda, el Tribunal de Cuentas? Lo evidente, según fuentes jurídicas consultadas por este periódico, es que los directivos beneficiados estarían obligados, legal y moralmente, a devolver esos ingresos percibidos ilegalmente.