Menú Portada
Lo mismo hicieron las sociedades Televisión Española y Radio Nacional de España

RTVE incumplió la Ley General de Presupuestos en la presentación de las cuentas del 2006

Abril 28, 2009

La Corporación pública que preside Luis Fernández debe ser una de las pocas empresas que no se resiente de la crisis. José Luis Rodríguez Zapatero ha puesto todo su empeño para que RTVE se convierta en la panacea de salvación del resto de televisiones. El objetivo es publicidad cero en la televisión pública, una medida que, según la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, no gravará a los ciudadanos ni a los presupuestos.
Para mantener la oferta de contenidos (dos canales generalistas y seis de TDT y cinco emisoras de radio) y el nivel de empleo (6.400 trabajadores), la Corporación pública necesita un presupuesto de 1.100 millones de euros. La mitad seguiría siendo aportada por el Estado a través de los Presupuestos Generales (alrededor de 550 millones). A la hora de recaudar el resto, en torno a 250 millones procederían de la tasa sobre la ocupación del espacio radioeléctrico, 190 serían aportados por las compañías de telecomunicaciones que, como Imagenio, ofrecen televisión (una cifra inferior al 1% de sus ingresos anuales) y unos 140 millones por las televisiones privadas (el 3% de sus ingresos).
Si las privadas van a dar el 3% de sus ingresos publicitarios, para alcanzar 140 millones tendrían que ingresar por publicidad 4.666 millones de euros, es decir, más de 2.200 millones de lo que facturaron en 2006 TVE, Antena 3TV y Tele5. Parecen las cuentas del “gran capitán”. Así al menos lo interpreta la Unión Sindical Obrera (USO), la organización sindical más crítica en los últimos años con la gestión de la televisión pública y cuya última hoja reproducimos íntegramente por su interés informativo.
Como las del extinto Ente Público RTVE. En nuestra edición de ayer informábamos que en 2006, la televisión pública mantenía deudas con entidades de crédito por importe de 1.621 millones y emisiones de obligaciones por 1.500 millones. Denuncia efectuada por el Tribunal de Cuentas en su Declaración sobre la Cuenta General del Estado correspondiente a ese año. Un hecho que nada tiene que ver con la siguiente afirmación:

Las cuentas anuales del Ente Público RTVE fueron aprobadas el 25 de junio de 2007 y puestas al día siguiente a disposición de la Intervención Delegada, incumpliendo el procedimiento establecido en los artículos 127 y 139 de la Ley General de Presupuestos, que antepone la emisión del informe de auditoria a la aprobación de las cuentas anuales”.

Una irregularidad a la que se acogieron las sociedades mercantiles Radio Nacional de España S.A. y Televisión Española S.A., que presentaron “indebidamente” las cuentas anuales del ejercicio 2006 en modelo abreviado, al no concurrir los requisitos fijados en los artículos 181 y 190 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas de 1989. Con estos antecedentes contables imagínense como se procedió al traspaso de “poderes” del Ente Público presidido por Carmen Cafarell a la Corporación de Luis Fernández. Recordamos que la aportación de activos del Ente a la Corporación valorados a precio de mercado fue de 753,3 millones de euros. Una interrogante que desvelaremos mañana.