Menú Portada

RTVE aumentará esta temporada las fortunas de siete de los productores televisivos más controvertidos del país: José Luis Moreno, Jaume Roures, José Mota, Miguel Ángel Bernardeau, Enrique Cerezo, José Frade y Raúl Berdonés

Agosto 16, 2016
eladio jareno

Eladio Jareño, director de Televisión Española, diseña desde Brasil la parrilla de RTVE a partir de septiembre. Y lo hace con polémica, ya que la Corporación Pública, presidida por José Antonio Sánchez, parece tener un imán para contratar a algunos de los productores más controvertidos de la industria nacional, ya que la mayoría de sus proveedores tienen deudas con Hacienda, algo que imposibilita ser contratado por una Empresa Pública, arrastran problemas con la justicia, tienen la reputación por los suelos o viven sus horas profesionales más bajas. Repasemos los beneficiarios del primer año post-Bertín Osborne y post-Mariló Montero:

1- José Luis Moreno

Mientras Telecinco reniega del que fuera uno de sus productores de confianza después de que Sandra Barneda le acusase de haberla amenazado de muerte, José Luis Moreno se hace fuerte en Televisión Española. Y eso que su último producto para La 1, La Alfombra Roja Palace, resultó un fiasco en audiencia y un escándalo en términos mediáticos.

Por eso, ahora Moreno aparca por el momento sus tradicionales Noches de fiesta y se centra en producir Reinas, serie de época, pese a tener sus empresas unas deudas con Hacienda de casi 3,5 millones de euros. ¿Cómo ha burlado Moreno la Ley? Porque Reinas la produce oficialmente Indiana Pictures, aunque el ventrílocuo haya sido subcontratado para realizarla, tal y como él mismo reconoce en su canal de Youtube: “Estamos haciendo una de las producciones más grandes de todos los tiempos en la que intervienen EEUU, Reino Unido y España, TVE. Nosotros hemos hecho la adaptación de la historia de María Estuardo e Isabel I“.

2- Jaume Roures

La derecha mediática le pronosticaba muerte rápida tras la caída del “zapaterismo“, pero Jaume Roures demuestra tener siete vidas. Y es que el magnate trotskista catalán facturará de RTVE por partida cuádruple esta temporada. Lo hará con Águila Roja, que dirá adiós por la puerta de servicio tras su constante caída de audiencia pese a ser una de las series más caras del país con un coste de medio millón de euros por capítulo. Pero también lo hará con el documental Spain in a day, realizado por Isabel Coixet, y con el espacio viajero Destinos de película, que supone el regreso a la gran pantalla de Maxim Huerta.

Roures, además, ha conseguido dos millones de euros por los resúmenes ligueros por parte de RTVE. Por lo cual el propietario de Mediapro y Globomedia multiplicará su fortuna mientras hace caja con Atresmedia, ya que no solo se encarga de casi toda la producción propia de La Sexta, sino que además prepara el estreno de la nueva serie de Emilio Aragón para Antena 3TV: Pulsaciones.

3- José Mota

Cuando todos daban por finiquitado a José Mota tras el bajón de seguidores de su costosísimo espacio de sketches y tras el abrupto final de su serie, El hombre de tu vida, el manchego consiguió hace unas semanas una triple renovación: diez capítulos más de José Mota Presenta, que cayó hasta un preocupante 11,4% de share en su segunda temporada, un capítulo resumen del mismo programa y el especial de Nochevieja.

Es cierto que el cómico manchego, que fue el mejor pagado de RTVE en 2012, ha rebajado sus pretensiones económicas por dos razones: su tortazo en Telecinco y la crisis. Pero aun así, Mota y compañía seguirán llevándoselo “a la saca”.

4- Miguel Ángel Bernardeau

Parecía inasumible que una Cadena Pública renovase una serie televisiva como Cuéntame cómo pasó, que no solo ha ido cayendo de los 6,8 millones de espectadores de sus primeras temporadas hasta los tres millones que suma en la actualidad, sino que sus protagonistas, Imanol Arias y Ana Duato, mujer del productor, se vieron salpicados en el escándalo del despacho Nummaria.

Pero Arias admitió un fraude fiscal de más de dos millones de euros pese a haberse prestado de imagen para Hacienda y Atresmedia entró en la subasta, por lo cual RTVE se puso celosa y ató dos temporadas, las número 18 y 19, por una cantidad astronómica: 24,5 millones de euros. El sablazo no llegó solo, ya que Ganga Producciones consiguió la renovación de otro subproducto: Ochéntame otra vez.

5- Enrique Cerezo

Uno de los mayores escándalos de la RTVE del ex presidente del Gobierno José María Aznar lo destapó El País en 1997: la Cadena Pública se había gastado 3.000 millones de pesetas en el catálogo cinematográfico de Enrique Cerezo, que posee cuatro quintas partes de la historia de nuestro cine. Pero el presidente colchonero, investigado por Hacienda y testigo en el Caso del Ático de Ignacio González, ex presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM), vio con alegría como los consejeros del Partido Popular aprobaban la compra por valor de 1,3 millones de euros de un centenar de sus producciones.

La idea de RTVE es rellenar durante tres años el prime-time de La 2 con el cine de Cerezo y compañía, por lo cual en los últimos meses se han emitido algunos productos infumables, desfasados o machistas que dan que hablar y que ven pocos espectadores.

6- José Frade

Otro de los agraciados del cine de La 2 es Frade. Ya saben que el productor fue uno de los mayores enemigos de la Ley Miró, luchó desde dentro para hacerle la cama a Antonio Asensio en Antena 3TV con la complicidad del PP, fue accionista fundacional de La Razón de Anson y lanzó el extinto Canal 7 madrileño, ese que leía loas al partido conservador mientras insultaba al PSOE y similares.

Pero Frade ha resurgido ahora en RTVE, ya que la Corporación Pública ha entrado en la coproducción de sus últimas fallidas aventuras en la gran pantalla, le ha comprado su catálogo de películas y además le ha dado luz verde para poner en pie otra serie de época, La sonata del silencio, que veremos también esta temporada. El ex de Norma Duval fracasó en la última etapa de los populares en La 1 con varias producciones de Lina Morgan, pero sus amigos se han debido olvidar del tema…

7- Raúl Berdonés

Recuerden que Secuoya, presidida por Berdonés, consiguió venderle a TVE el recordado y efímero debate de Ernesto Sáenz de Buruaga amén de conseguir una licencia TDT pese a deber 2,3 millones de euros a Hacienda. La productora dice que recibieron luz verde de la caja común después de una negociación, pero el malpensado de Jiménez Losantos afirmó que la licencia estaba apadrinada por Soraya Sáenz de Santamaría.

La misma vicepresidenta que se dejó ver en la presentación de TEN, el nuevo canal de Berdonés, que ha conseguido la renovación de la serie Víctor Ros pese a que marcó un discreto 11,6% de share en su primera tanda. Ya saben: factura de la Pública mientras le crea un competidor gracias a una licencia gubernamental. ¿Les sonará algo el tema a Roures y Zapatero?

Además de lidiar con todos estos “toreros”, José Antonio Sánchez y Eladio Jareño verán como sube la temperatura tuitera cuando aparezca por la Pública uno de los locutores más polémicos del país: Javier Cárdenas, cuyo nuevo espacio costará dos millones de euros.

Jorge Higueras