Menú Portada

Rossi no sabe perder

Noviembre 9, 2015

El titular no gustará a los ‘rosistas’, que son legión en todo el mundo, y muchísimos en España, pero las declaraciones del italiano dicen eso. Demasiadas quejas para un campeón del mundo, demasiadas acusaciones a Márquez, que ha habido un momento que parecía el asesino del Cluedo. Quizá deba pensar el campeonísimo que en alguna cosa, dentro y en especial fuera de la pista se ha equivocado. Y mientras tanto, Lorenzo, justo ganador, debe reflexionar sobre qué ha hecho mal para que en su país haya habido tanta gente que no quería que fuera campeón.

rossi

Esta página le sobra a Rossi. No le hacía falta tanto teatro en Malasia con sus declaraciones apretando a Márquez, poniéndole en una situación incómoda, ni por supuesto su acción en el circuito que terminó con el español en el suelo. Sin o con patada, él ha reconocido que alargó la trazada para echarle. Su justificación es que Márquez venía tocándole las narices, y si se le concede la razón debe recordar cuantas veces las ha tocado él desde que empezó a correr, porque en sus inicios tenía la misma sangre que Marc.

Daño irreparable a Marc

Rossi dice que Márquez ha sido el guardaespaldas de Lorenzo olvidando que le pasó en la última vuelta de Australia, quitándole la victoria al mallorquín, y no recuerda que en esa misma vuelta fue su compatriota Iannone el que le arrebató la tercera posición y a lo mejor unos cuantos puntos para ganar el Mundial. Porque esa es otra, no dice nada de como se fueron apartando los italianos en Cheste para que llegara a la cabeza. O como Iannone le ayudaba el día anterior en la calificación.

Valentino deja además en este final de temporada un herido de muerte, Márquez, al que en toda Italia responsabilizan de su derrota. El daño a Marc es irreparable y los ‘rosistas’ ya tienen un enemigo para toda la vida. Curioso que incluso en España se culpe a Márquez de no pasar a Lorenzo, un debate impensable en Italia si el primero hubiera sido Rossi y el segundo Dovizioso, por ejemplo. Lorenzo, que se ha visto solo en las últimas semanas, debe pensar también qué ha hecho mal en estos años para que una buena parte de su país fuera con Rossi y que muchos de sus compatriotas hayan sentido que el italiano no ganara el título.

José Luis Corrochano