Menú Portada
Exclusiva: La cantante va a denunciar las últimas informaciones

Rosario Mohedano: “Lo he puesto todo en manos de mis abogados”

Octubre 6, 2009

Hay quien la acusa de ser consumidora habitual de estupefacientes. Parece ser que los comentarios podrían haber sido vertidos por Antonio Tejado. Rosario Mohedano anuncia, en exclusiva en este medio, que va a poner todo en manos de sus abogados.

pq_866_chayo.jpg

Estos están siendo días muy difíciles para Rosario Mohedano. Las insinuaciones de que la cantante podría ser consumidora habitual de estupefacientes la han devuelto a la rabiosa actualidad. Los incendiarios comentarios que, según algunos, han sido difundidos por Antonio Tejado, ex pareja y padre del hijo de Chayo, no hacen más que azuzar la llama de enemistad que hay entre ambos. Ya son demasiadas las acusaciones que el sobrino de María del Monte ha hecho sobre su persona. Es un ser demasiado agresivo que pierde los papeles a la mínima de cambio. Ahora la emprende a gritos con los periodistas que intentan poner un poco de cordura en este espinoso asunto. Rosario sigue siendo aquella mozalbeta que pisaba un escenario con el único afán de demostrar su valía en el mundo del espectáculo. Entre todos están ahogando sus ilusiones. La están matando profesionalmente sin darse cuenta, mientras ella intenta labrarse un futuro lejos de los programas del corazón y de las entrevistas encorsetadas. Sus propios familiares, quizás de forma ingenua, están convirtiéndola en una especie de punch de boxeo en el que colaboradores, periodistas y polemistas descargan toda su ira.
En estos tiempos difíciles, me consta que Rosario está guareciéndose de la tormenta en su trabajo como brillante jurado del programa ‘Un beso y una flor’ que Canal 9 está emitiendo con destacado respaldo de la audiencia. Allí, frente a las tablas de las que nunca debe bajarse, parece que los golpes son menos dolorosos. Sin embargo, cuando se cierra la puerta de su camerino, las lágrimas empañan su mirada. Chayo siente angustia y rompe a llorar, harta de que unos y otros lleven al plano público unos problemas sentimentales de los que poco o nada ha hablado. Tampoco entiende el motivo por el que hay quien la utiliza como arma de ataque para hacer daño a sus padres. Es el caso de Eugenio Ortega Cano, hermano del viudo de Rocío Jurado, que hace unos días embistió contra el clan Mohedano mezclando churras con merinas. En su defensa, el matador explicó en el ‘Sálvame’ de Jorge Javier Vázquez que su hermano sufre algún tipo de dolencia que le produce lagunas pasajeras. Demagogia en taza grande. Aún así, Rosario Mohedano sigue en su cruzada contra las difamaciones. Con la voz algo tomada y más seria que nunca, pude mantener con ella una pausada conversación: “Estoy muy cansada de todo lo que se está diciendo. Yo no puedo más y lo que voy a hacer es poner una denuncia. Ese tema es demasiado y ya está en manos de mis abogados”. Sus representantes legales serán los encargados de poner el punto final a una larga travesía por la controversia. El tiempo acabará cicatrizando sus heridas…
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)