Menú Portada
Fue la primera mujer de Amancio Ortega

Rosalia Mera, una fortuna al servicio de causas benéficas

Octubre 18, 2009

Rosalía Mera Goyenechea, la tercera mujer más rica de España tras las hermanas Esther y Alicia Koplowitz y entre las 300 del mundo, según la clasificación de la revista Forbes. Su patrimonio asciende a 3.400 millones de dólares y su dedicación a diferentes fundaciones no deja de crecer.

pq__Rosalia-Mera.jpg

Rosalía apareció por primera vez en esta selecta lista en el año 2003. Hasta entonces apenas nadie sabía nada de ella, salvo que fue la primera mujer del hombre más rico de España, Amancio Ortega, el rey del imperio textil Inditex. Rosalía vive hoy con suma discreción, un aspecto que tan bien ha sabido conllevar. Nacida en 1944 el barrio coruñés de El Matadero, figura desde 1986, año en el que separó de su marido, como presidenta de la Fundación Paideía, creada para luchar por la reaserción de personas discapacitadas y con minusvalía psíquicas. La Fundación, con sede en el número 17 de la céntrica plaza de Maria Pita, en A Coruña, concede anualmente un premio con el nombre del hijo del matrimonio, Marcos Ortega Mera, que nació con una deficiencia psíquica y para cuyo homenaje nació la Fundación. La otra hija del matrimonio, Sandra Ortega Mera, que estudió en un instituto público, aunque en su infancia pasará por el colegio de monjas Las Esclavas de A Coruña, está muy vinculada a su madre y no trabaja con su padre en la empresa textil. Es psicóloga y actualmente es la vicepresidenta de la Fundación Paideia, a la que dice dedicar muchas horas.

La Fundación Padeia tuvo como principal soporte en sus inicios al grupo Inditex, tanto con el tema de personal como técnico y económico. Por ejemplo, en septiembre de 1998, la sociedad Zara firmó un convenio de colaboración con la Fundación en virtud del cual se comprometía a aportar una cantidad de 300.000 euros anuales, por un período inicial de cinco años. A su vez la Fundación es usufructuaria de un inmueble, propiedad de Rosalía Mera, que está arrendado a Zara y por el que esta empresa paga un alquiler que ronda los 12.000 euros. En 1999, Rosalía creó el grupo empresarial Trébore, una iniciativa de la Fundación Paideia creada como alternativa para la capacitación y empleo de personas en riesgo de exclusión social. Así, la ex mujer de Ortega aparece como administradora única de Trebore Transporte SL (alquiler de automóviles); Talleres Trebore SL (servicios presados a empresas ncop), Trebore Planta Joven SL (intermediarios del comercio), Talleres Trebore Jardinería Sl (servicios agrícolas, ganaderos, forestales y pesqueros)…Algunas de estas empresas tienen su sede social en la localidad coruñesa de Padrón, en la calle Esclavitude.

Uno de los últimos proyectos de la Fundación de Rosalía Mera ha sido el Centro de Iniciativas Empresariales situado en el polígono industrial de Pocomaco, en A Coruña, en el que ha invertido más de seis millones de euros. Se trata del llamado Centro Mans que consta de 3.500 metros cuadrados útiles distribuidos en diferentes locales, entre los que hay diversas salas de reuniones y conferencias y un espectacular estudio de grabación, donde se graban bandas sonoras. El proyecto ha recibido sustanciosas subvenciones, tanto de la administración gallega, a través del Igape, como de fondos europeos. Rosalía Mera ha puesto así las bases para crear una gran industria musical en Galicia.

También Rosalía Mera está especialmente implicada en las iniciativas de la ONG “Equus Zebra” con ramificaciones en Senegal, “por haber vivido la emigración en el seno de mi familia”. Fue a partir de 2001 cuando la Fundación de Rosalía cambió de nombre y pasó a denominarse Padeia Galiza, no dependiendo ya para nada de Inditex. Este hecho coincidió también en elñ tiempo con que Amancio Ortega creaba su propia fundación que lleva su nombre y que se situó finalmente en Arteixo, donde está el corazón de su grupo textil. Amancio Ortega rechazó la posibilidad de que la sede de su fundación, futura depositaria de su herencia, estuviera en Holanda pese a que fiscalmente le favorecía la decisión.