Menú Portada
El jugador, de vacaciones en Brasil, negocia el traspaso al Milán, autorizado por el club azulgrana

Ronaldinho no volverá a vestir la camiseta del Barcelona

Diciembre 27, 2007

Será la bomba del mercado invernal: Ronaldinho no volverá a vestir la camiseta del FC Barcelona y fichará con toda probabilidad por el AC MIlán italiano. El representante y hermano del jugador, Roberto de Asís, negocia a dos bandas el traspaso del jugador, que se podría cerrar en torno a los 40 millones de euros.

pq__ronaldinhomilan.jpg

La situación era irrespirable para Ronaldinho en el seno del FC Barcelona. Suplente últimamente para Rijkaard, desmotivado y fuera de forma, al gota que colmó el vaso para que el delantero blaugrana tomara la decisión fueron los abucheos que escuchó en el Camp Nou tras la derrota ante el Real Madrid y los insultos de que fue objeto en el aeropuerto de El Prat cuando se marchaba hacia su país el domingo por la noche.
El Barcelona sabe que los 100 millones de euros que supuestamente le ofrecieron en junio por la estrella brasileña ya no los volverá a recibir. La devaluación sufrida por el jugador, en parte culpa del propio club que no ha sabido llevar el tema, unida a la deportiva traducida en sus continuas suplencias, hacen que ahora el mercado sea otro y solo tiene la salida de un club de los grandes que necesite lucir una estrella a la que  todavía se le puede sacar mucho rendimiento.
No se puede perder de vista que Ronaldinho aún no ha cumplido los 27 años. Ese es el único argumento que le queda al Barcelona en una negociación forzada, que todavía le quedan muchos años al jugador por delante. Pero no en Barcelona donde se le han mezclado varias cosas en su contra. La primera que el Barcelona no cumplió su promesa de ampliación de contrato hasta 2014. La segunda que el joven Ronny ha descubierto la noche de Barcelona y le ha gustado más que el fútbol. Sus supuestos amores con la hija del técnico holandés han terminado por complicar la situación.

Recuperar la inversión y alejar un problema

Por eso un cambio de aires es lo más oportuno para todas las partes. Un Ronaldinho con el nivel de juego que ahora tiene no es útil al Barça, y tenerlo en el banquillo es una bomba de relojería. Así las cosas, las dos partes están de acuerdo en que es el momento de romper la relación. Le restan dos años más de contrato, con lo que el club puede venderlo al mejor postor. ¿Y quién es ese? Olvidadas las locuras del Chelsea, que ya nos la prodiga, sólo el Milán, en crisis deportiva en su Liga pese a ser el actual campeón de Europa y del mundo, está en condiciones de llevarse al canarinho. Las negociaciones se establecerán sobre los 50 millones de euros, con lo que el equipo culé recuperará la inversión que hizo hace cuatro temporadas al comprarlo al París Saint Germain por 20 millones, y dispondrá de liquidez por si tuviera que reforzar la plantilla, cosa que no parece el caso.
El Milán negocia en estos días la venta de Ronaldo al Flamengo, con lo que también abaratará la operación por el azulgrana. Se cumple así la ´maldición de las natillas´. Todo el que la anuncia entierra su carrera. No se ha escapado ni uno…

SI, ERA NUESTRA INOCENTADA

Efectivamente, se trataba de nuestra inocentada. Aunque visto lo visto, igual ocurre como hace unos cuantos años cuando tal día como hoy se publicó como inocentada que el azulgrana Bernd Schuster ficharía por el Real Madrid. Seis meses después fue un hecho. ¿Volverá a ocurrir?