Menú Portada
"Sólo es un rollito", dice él

Romance a la vista: Antonio Tejado y Mayte Medina

Julio 7, 2010

Después de su romance con Rosario Mohedano, el sobrino de María del Monte, Antonio Tejado, podría estar de nuevo ilusionado. Mayte Medina, miss Barcelona 2004, en su punto de mira.

pq_922_antoniotejado.jpg

Saltó a la palestra televisiva cuando se enroló en una relación que pasará a la historia por lo polémica y turbulenta. Antonio Tejado llegó de la mano de Rosario Mohedano a un ruedo televisivo que, por aquel entonces, necesitaba savia nueva. Los reproches, dimes y diretes, insultos, amenazas y enfrentamientos, en ocasiones entre cadenas de televisión, y con multitud de periodistas enzarzados. No se puede negar que aquella rocambolesca historia que acabó en embarazo, parto y casi resurrección será difícil de olvidar, pues está grabada a fuego en los anales del colorín. Las lenguas de vecindonas cuentan que entre Tejado y Mohedano todavía sigue habiendo una pasión oculta que nunca podrá resolverse, quizás porque la herida sigue abierta. Ella parece haber recuperado la ilusión con un hombre de mediana edad, de cómoda posición económica y con un gran sentido del humor. Con Andrés parece estar realmente feliz. Tanto, que sus padres han dado su visto bueno y goza de su total simpatía. Él, sin embargo, parece que todavía no ha encontrado a la sustituta perfecta. Prefiere cuidarse al máximo, disfrutar de la soledad e intentar no repetir patrones. Por eso ha optado por beberse la vida a tragos pequeños, saboreándolos. Disfrutando de todo cuanto le ocurre. Es más de encuentros esporádicos o tonteos cuando el día da paso a la noche.
 
¿Nuevo amor?
 
A pesar de sus ideales liberales –puede que hasta libertinos- me cuentan que el sobrino de María del Monte podría estar ilusionado de nuevo. La afortunada no es otra que la despampanante Maite Medina, la que fuera Miss Barcelona en el año 2004. Me insisten en que, a pesar de que el idilio no es oficial ni serio, ella cuenta a sus más allegados que está entusiasmada con el andaluz. Aluden a su gracilidad en las artes amatorias para corroborar tanta ilusión. De hecho, hace unos días, la modelo reconoció en un desfile en Lleida que le volvía a palpitar el corazón. Habrá que darle tiempo al tiempo: “Ahora somos muy buenos amigos, yo le tengo un cariño especial, pero no me atrevería a llamarlo relación, sino un rollito de esos que llamamos, pero nunca se sabe lo que puede pasar”, me espetó un Antonio algo dubitativo cuando le llamé para confirmar la noticia. Él da a entender que únicamente hay encuentros alicatadores y esporádicos, pero los de su entorno comentan que entre ellos hay mucho más.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)