Menú Portada
Cada prenda le costó entre 2.500 y 3.000 euros

Rodríguez Zapatero, tras ser elegido presidente, cambió los trajes “Pret a porter” por los de sastrería

Agosto 29, 2009

El elegido fue José María Reillo, presidente del Club de Sastres de España, y de reconocido prestigio en la jet set
 
También le confeccionó esmoquin, chaqués y trajes de protocolo
 
Desde hace tiempo, el secretario general del PSOE volvió al traje de tienda, a la arruga y a nudos de corbata desproporcionados. Cuestión de imagen


Tras disfrutar de unas prolongadas vacaciones en la Isla de Lanzarote y despachar con Don Juan Carlos I en Palma de Mallorca, residencia estival de la Familia Real, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparecía ante los medios de comunicación el pasado vieres para anunciar una subida moderada y temporal de los impuestos, entre otras cuestiones. Eso sí, con un bronceado ideal y, bien vestido para unos, y mal para otros. Lo que desconocíamos es que al secretario general del PSOE le importara tanto la imagen.

Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, observen detenidamente las fotos que acompañan esta información. Y es que antes de ser presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero se vestía como el resto de los mortales de Prêt-à-porter. Es decir, se dirigía a una tienda, escogía el traje que le gustaba y se lo llevaba a casa. Pero el Palacio de La Moncloa es mucho Palacio.

Cambio de imagen por conveniencia

Tras las elecciones de 2004, y tras su investidura como presidente, su estética cambia radicalmente. Acude a José María Reillo, Presidente del Club de Sastres de España y uno de los sastres más prestigiosos de España, para que éste le haga a medida sus nuevos trajes. Reillo, además de confeccionarle varios trajes de calle, le cose también fracs, esmoquin y chaqués. “Su imagen experimenta un cambio mas que visible. Rodríguez Zapatero pasa de vestir trajes que parecían que le quedaban 2 tallas grandes a trajes que siguen a la perfección el contorno de su figura. Igualmente pasa de vestir lleno de arrugas a unas líneas impolutas”, han declarado a este periódico varios especialistas en moda.

Pero todo tiene un precio. Dependiendo de la tela escogida el coste de los trajes es diferente. Pero para no aburrirles con tipos de telas informarles que un sastre de esta categoría no cobra nunca menos de 2.000 euros por un traje y en cuanto la tela sea algo especial, tendríamos que empezar a hablar de 3.000 euros para arriba. Por supuesto los trajes de protocolo son mucho más caros.

Desde hace ya bastante tiempo, Zapatero ha vuelto a los viejos tiempos andadas en cuanto a su vestimenta se refiere. Vuelve a vestir “de tienda”, vuelve a estar muy arrugado -el traje se entiende-, los trajes le vuelven a quedar grandes, los nudos de la corbata desproporcionados para un físico tan delgado… Quizás todo este motivado porque hay que dar otra imagen.