Menú Portada
La sociedad Campobiac SL, acumula procedimientos de reclamación de tributos

Rocío Carrasco y Fidel Albiac no pagan ni la tasa de basura

Febrero 11, 2011
pq_924_fidel_rocio.jpg

Sabemos que estos tiempos no están siendo buenos para muchos españoles pero dudamos que lo sean para la pareja Rocío CarrascoFidel Albiac, pero si entre sus lecturas está el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid seguro que se han llevado una sorpresa, y es que la pareja está en “paradero desconocido” al menos para el pago de impuestos.

Y es que hace tan solo una semana, el cinco de febrero, en este boletín aparecían diferentes deudores con el ayuntamiento de Alcobendas por distintos tributos y entre ellos se encontraba la sociedad Campobiac SL, administrada por Fidel Albiac.

En concreto el ayuntamiento de Alcobendas reclama el pago de la tasa de gestión de residuos urbanos por el local en la calle Estafeta, teniendo como último domicilio conocido en San Agustín de Guadalix donde teóricamente sigue viviendo la pareja.

Pero este no es único caso, ya que hace apenas nueves meses, en mayo de 2010, también se les notificó apertura del expediente número por parte del concejal-delegado de Medio Ambiente, Comercio, Industria de Alcobendas por no efectuar un pago al caducar la licencia concedida en 2005 para el ejercicio de la actividad de bar, en la calle Estafeta, número 2, local 7.

Cambio de objeto social y nula actividad

Y es que la sociedad que fue creada con un capital de 3.006 euros y el objeto social de promoción, organización, dirección, administración, desarrollo y ejecución de toda clase de explotaciones ganaderas, ya sean propiedad de la sociedad, ya sean arrendadas o cedidas por cualquier título amplío su objeto social hacia el montaje y explotación de toda clase de industrias o comercios relacionados con la hostelería, en concreto una freiduría andaluza que acabó en fracaso.

Aun así, no ha cerrado su sociedad, en concreto el pasado 30 de diciembre publicó las cuentas referentes al ejercicio 2009, en las que cerraba con un patrimonio negativo superior a los 10.000 euros, y un pasivo corriente superior a los 27.000 euros, y es que aunque no ha registrado ninguna actividad, acumula unas pérdidas de ejercicios anteriores de más de 13.000 euros.

No obstante mantiene inamovibles en los dos ejercicios sus deudas con acreedores comerciales de más de 27.000 euros, eso sí, con una inversión financiera a corto plazo de 10.000 euros y una tesorería de 4.400 euros, más que suficiente para como todos, hacer frente al pago de tributos.