Menú Portada

Repsol afronta la caída del petróleo con una ambiciosa reducción de costes

Octubre 16, 2015
repsol2

El plan, que la petrolera ha enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), contempla que al final del periodo el Ebitda (resultado bruto de explotación) se multiplique por dos y ascienda a 11.500 millones de euros.

Repsol explica en una nota de prensa que, tras la integración de la petrolera canadiense Talisman, parte de “una nueva dimensión y perfil”, al contar con una cartera de activos de “alta calidad” y focalizada en países de la OCDE, de “mayor estabilidad”.

Asegura que el plan se basa en la capacidad de Repsol para generar valor, incluso en un entorno de bajos precios del petróleo, lo que le permitirá autofinanciarse, mantener la retribución al accionista y reducir el endeudamiento.

Resistir a precios bajos

Precisamente, uno de los ejes del plan estratégico es el “compromiso con la retribución al accionista” , que actualmente es de un euro por acción y se distribuye bajo la fórmula de ‘scrip dividend’. La compañía asegura que el abono del dividendo será posible incluso en “un escenario deprimido de precios del crudo de 50 dólares por barril durante todo el periodo del plan”. En este sentido, explica que, a ese precio, será capaz de generar caja para financiar sus necesidades de inversión, mantener dividendo y reducir deuda, así como para mantener su ‘rating’ dentro del nivel de grado de inversión.

Repsol plantea también en su plan un programa de eficiencia que se reflejará en unos ahorros de costes, incluyendo las sinergias de Talisman, de 2.100 millones de euros anuales a partir de 2018.

Mejoras en adquisición

Tras la adquisición de Talisman, el área de exploración y producción se focaliza en tres regiones estratégicas: Norteamérica, Latinoamérica y Sudeste Asiático. El plan estratégico de Repsol contempla un proceso de optimización y una gestión de la cartera de activos que se reflejará en un menor gasto en exploración, un descenso del 40% en los niveles de inversión y una producción de entre 700.000 y 750.000 barriles equivalentes de petróleo al día, garantizada por los actuales volúmenes de reservas.

En el área de refino y marketing, la compañía indica que las inversiones que se han hecho en la refinerías de Cartagena y Petronor garantizan la “generación de valor y resiliencia en un entorno deprimido de precios del petróleo”.

Según el plan, el objetivo de este área para los próximos años es la generación de caja libre por valor de 1.700 millones de euros anuales de media.