Menú Portada
El último escándalo del Ayuntamiento capitalino del PP

Reabre la discoteca de los famosos, Opium, tan solo 48 horas después de precintarla Ana Botella: ¿Ineficacia, incompetencia o connivencia?

Abril 12, 2015

El local de ocio pertenece al directivo del FC Barcelona, Javier Bordás, quien ahora pretende implantar una sala de fiestas con un aforo de 1.746 personas, para lo cual ya ha presentado un plan especial que se encuentra en el Área de Urbanismo; la oposición teme que la todavía alcaldesa de Madrid lo apruebe antes de su marcha


Con un expediente administrativo de innumerables hojas y una orden de precinto dictada y colocada en su puerta de la céntrica calle madrileña de José Abascal nº 56 por el Ayuntamiento de Madrid dirigido por Ana Botella, la Discoteca Opium volvió a abrir este fin de semana a las 48 horas de su precinto municipal. Según los vecinos, “como si nada hubiera ocurrido, riéndose del Ayuntamiento y de Ana Botella”.

El Consistorio madrileño ya clausuró en su día este local, antes bautizado como discoteca MOMA. Lo hizo hasta diciembre de 2015 por una infracción muy grave, pero al hacerse con la discoteca el directivo del FC Barcelona, Javier Bordás, la abrieron en diciembre de 2014, un año antes de que acabara la clausura. Pero tras incumplir muchos requerimientos normativos, con múltiples denuncias de los vecinos, e idas y venidas de la Policía, a los cuatro meses de abrir, el Ayuntamiento de Madrid se percató de que no cumplía con las medidas legales y de seguridad exigidas por la Ley y la volvió a precintar, otra vez más. Esto ocurrió el pasado día 8 de abril; sin embargo, a las 48 horas, se reabrió.

Movilización vecinal y de la oposición

Los vecinos ya se han movilizado, al igual que la oposición socialista, que ha llevado este tema al pleno municipal. El propio concejal de Seguridad y Emergencias del PP, José Enrique Núñez Guijarro, declaró en el pleno que “la situación es muy compleja”. Los vecinos no entienden que está pasando: “¿Por qué esta Discoteca de la calle Abascal 56 no respeta el precinto de actividad que tiene en su puerta riéndose así del Ayuntamiento? ¿Y por qué no llega la Policía, que está trabajando muy bien, la cierra y la desaloja como pasaría con cualquier otro local de Madrid? ¿Qué tiene este local que tanto le consiente el Ayuntamiento?”.

Los propios empresarios del sector ya hablan de un evidente el trato de favor. “Esta discoteca acumula una historia que en el sector no entiende ya nadie. El propio Ayuntamiento de Madrid, después de la tragedia del Madrid Arena, se lanzó a hacer inspecciones y cerró y sancionó decenas de locales y ahora qué hace…”.

El mecanismo de dilatar mediante “declaraciones responsables

La apertura presuntamente ilegal de la discoteca Opium, regentado por el directivo del FC Barcelona Javier Bordás, ha causado un gran ruido mediático en el mundo de la noche. En este local se materializan las juergas de los jugadores del Real Madrid, encabezados por su estrella mediática, el portugués Cristiano Ronaldo, gran amigo del relaciones públicas y director de esta discoteca, Rafa de Gonzalo, un buen contacto en la noche madrileña de los jugadores merengues y conocido profesional del sector de ocio nocturno.

Según las denuncias que obran en poder de Extraconfidencial.com, la discoteca Opium ha tenido un trato de favor desde el primer momento. En el pasado mes de noviembre ya fueron precintadas las obras por falta de permisos. A los pocos días se levantó otra vez el precinto y, finalmente, abrieron el 10 de diciembre, provocando un gran lío jurídico en el que el Ayuntamiento se escuda para esconder su ineficacia.

El mecanismo que utiliza la empresa es hacer “declaraciones responsables”; es decir, declaran que cumplen con la normativa y empiezan con la actividad. En el caso del Opium se han presentado ya cinco “declaraciones responsables”: de café espectáculo, restaurante espectáculo y sala de fiestas. “Lo que pretenden presentando cinco “declaraciones responsables”, además de generar una importante confusión jurídica, es multiplicar el aforo de 300 personas permitido en Chamberí y aumentarlo a unos límites totalmente prohibidos en ese barrio”, afirman fuentes jurídicas consultadas.

Una gran sala de fiestas para 1.746 personas en el centro de Madrid

De hecho, el propietario y directivo del FC Barcelona, Javier Bordás, pretende ahora implantar una Sala de Fiestas con un aforo de 1.746 personas en lo que es hoy la discoteca Opium, para lo cual presentó el pasado 4 de diciembre de 2014 un plan especial, que se encuentra ya en tramitación en el Área de Urbanismo, tras pasar por la Junta Municipal del distrito de Chamberí, al que pertenece la discoteca Opium. La oposición teme que Ana Botella apruebe este plan especial antes de su marcha. El propio delegado del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias y concejal del grupo municipal del PP, José Enrique Núñez, “no descarta que la junta de gobierno apruebe ese plan especial”. 

Para el concejal socialista, Diego Cruz Torrijos, “la ineficacia” es lo que preside la actuación municipal en los locales de la calle José Abascal, 56. “Utilizan el efecto helicóptero para la normativa, que es además muy compleja, y eso les permite que uno va, ve que es irregular, actúa para que ya no exista, hace una “declaración responsable, pero poco responsable, aunque se llama así, en una ECU, que me la firman, por lo que al menos puedo poner todo de nuevo en marcha, vuelve la inspección, y otra vez mas, y otra vez, y uno va y otro viene….y así se va ganando tiempo y el local sigue abierto”, afirmó en el pleno municipal.

Pero esta vez se bate un récord sin precedentes, ya que la discoteca se precintó el pasado día 8 y dos días más tarde se volvió a abrir. “Al parecer les ha dado tiempo a construir lo que pedía el Ayuntamiento y también al Consistorio a mandar a los inspectores correspondientes para comprobarlo. Si esto ha sido así, parece bastante evidente el trato de favor, de súper favor, que les están dando”, afirman los vecinos.

No ha sido el mismo trato tan rápido que nos ha dado a nosotros el Ayuntamiento, que llevamos cuatro meses denunciando los ruidos y la música que la discoteca produce hasta las seis de la mañana, con sonómetros positivos de la policía municipal y sin ninguna respuesta por parte de las autoridades competentes”, aseguran. Precisamente, los técnicos de Medioambiente han constatado que el local no tiene aparentemente limitador siendo obligatorio. Pero este hecho no ha aparecido todavía en escena y las quejas de los vecinos por los ruidos siguen cayendo en saco roto en el Ayuntamiento.

La discoteca tiene la calle José Abascal como su parking privado. ¿Dónde está la policía municipal que luego te fríe a multas?

Según las denuncias de los vecinos, “tampoco se entiende muy bien por qué, mientras todos los ciudadanos de Madrid estamos fritos por las multas, la calle José Abascal se convierte todas las noches en un parking privado de la discoteca Opium con el total consentimiento de la Policía Municipal y del Ayuntamiento que no hacen tampoco nada por impedir esta otra ilegalidad. La discoteca tiene la calle José Abascal como su parking privado”, aseveran. 

Además, la gravedad del caso radica en que la discoteca Opium, antiguo Moma, ubicada en el céntrico barrio madrileño de Chamberí, fue clausurada por el Ayuntamiento de Madrid a finales de diciembre de 2013 al superar excesivamente el aforo (la Policía contó a más de 1500 personas cuando tenía que haber menos de 300).

Según las denuncias oficializadas, el directivo catalán Javier Bordás ha conseguido esquivar, con la permisividad del Ayuntamiento de Ana Botella, la sanción que duraba hasta diciembre de 2015 simplemente cambiando el nombre, la propiedad del local y sin ni siquiera cambiar de actividad, todo con el visto bueno del concejal de Seguridad y responsable máximo de la Agencia de Gestión de Licencias de Actividades (AGLA), José Enrique Núñez. Para algunos empresarios del sector algo “raro” está pasando: “Nos extraña que el primer beneficiado de todo sea Opium, cuando a los demás nos persiguen sin piedad”.

 

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho