Menú Portada

Rajoy sirve en bandeja una televisión a un Florentino Pérez que sigue tutelando su camarilla mediática “zapateril” 

Octubre 5, 2015
florentino real madrid tv

Se conocieron, al fin, los seis agraciados con una licencia por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, que repartió televisiones tres meses antes de las Elecciones Generales. Como no podía ser de otra forma, el reparto se advierte, como mínimo, sospechoso. Y el gran ganador del reparto es, sin duda, Florentino Pérez, atrincherado en el palco del Santiago Bernabéu y sin experiencia previa en televisión. El presidente de ACS verá al fin cumplido su sueño y Real Madrid Televisión se verá en todo el país. El presidente blanco, tan obsesionado con los medios de comunicación, tendrá un canal nacional afín para propagar la palabra merengue. Rajoy premia así a uno de los empresarios con más poder del país, que sin embargo se rodea de periodistas de la camarilla personal de Zapatero para que le asesoren.

Es el caso de Antonio García Ferreras, director de comunicación en la primera etapa de Pérez como presidente del Real MadridLuis Fernández, presidente de RTVE con José Luis Rodríguez Zapatero y actual embajador del club blanco en China, y Antonio Galeano, actual Dircom blanco y ex jefe de deportes de La Sexta.

Zapatero versus Aznar

Pero la historia tiene una doble vertiente. La política de Comunicación del ex presidente Zapatero estuvo marcada por su aversión a Prisa. Por lo tanto ZP renunció a la camaradería entre Felipe González y el fallecido Jesús de Polanco, creando su propio Grupo en torno a Jaume Roures, que hasta la victoria socialista en 2004 era un empresario desconocido entre los grandes públicos.

Esta política se coronó con la entrega de la licencia de televisión a La Sexta, cadena de televisión impulsada por Televisa, que ya había intentado desembarcar en la “madre patria” con el paraguas gubernamental que le servía en tiempos de José María AznarAnson-Vía Digital o Radio España-, y un grupo mediático en el que se encontraban Mediapro, Globomedia y El Terrat, tres productoras que casualmente fueron agraciadas con millonarios contratos en RTVE mientras lanzaban la joven cadena progresista, que era tutelada por Jaume Roures, Antonio García Ferreras, José Miguel Contreras y Miguel Barroso, secretario de Estado de Comunicación con ZP hasta que pasó a fichar por una multinacional accionista de La Sexta y marido de Carmen Chacón, ampliamente mimada en su fallida carrera por controlar el PSOE frente a Rubalcaba, “el candidato de Prisa“.

Zapatero quedó para algunos como el presidente que ha dotado de más pluralidad a RTVE, pero el PP en sus años de oposición le acusó con saña de utilizar a la Corporación Pública como su chiringuito privado, gracias a los contratos entre las productoras accionistas de La Sexta y gracias a la eliminación de la publicidad de La 1, operación con la que pareció contentar al duopolio por la entrega de nuevas cadenas afines.

Florentino Pérez toca todos los palos

En esa etapa, Carlos Carnicero se salió del redil, denunciando que Luis Fernández, presidente de RTVE, le había ofrecido la dirección de un medio privado, Público. Lo que está claro que esta política zapateril anti-Prisa provocó extraños compañeros de cama, como Pedro J. Ramírez, enemigo oficial del polanquismo y felipismo, que acabó como millonario tertuliano de 59 segundos y como socio de Roures en la fallida Marca TV-todo esto en plena guerra conspiranóica del riojano sobre el 11-M-, que acabó renegando de la trinchera de la derecha en 2008, cuando se convirtió en francotirador contra el sistema al destapar amoríos y chanchullos reales y redes de corrupción políticas.

En todos estos capítulos anduvo Luis Fernández, hoy embajador del Real Madrid en China como director de la escuela deportiva en el gigante asiático. ¿Y qué tiene que ver Florentino Pérez en esta endogámica política zapateril? Muchas cosas. La primera es que Antonio García Ferreras es su cuate desde hace tres lustros, hecho público y notorio desde que Florentino convirtió al marido de Ana Pastor en director de Comunicación del club merengue. Desde entonces son inseparables y, seguramente, este hecho provocó la caída de Ramón Calderón de la presidencia blanca; ya saben que tras denuncias del Marca, tutelado por aquel entonces por Eduardo Inda y Pedrojota, de Telecinco, ya que Paolo Vasile es amigo del palco blanco con el “ser superior” y con Abellán, que hoy reniega de Pérez, y Ferreras desde el libro “Asalto al Real Madrid”.

La camarilla mediática del presidente del Real Madrid

Es por ello que Florentino Pérez protege sus dispendios en el Club merengue y su concatenación de fracasos deportivos con una camarilla mediática en la que destaca Josep Pedrerol, acogido por Ferreras en La Sexta para propagar la palabra blanca con grandes dosis de estridencias, cuando, hasta entonces, esta Cadena televisiva siempre había intentado hacer unos deportes elitistas y esmerados. Pero había que dar cobijo a Pedrerol tras sus problemas con Intereconomía que, en pleno divorcio con el catalán, filtró que Florentino Pérez había mediado en el nacimiento de Punto Pelota y en su fichaje anterior por TVE para relevar a El Rondo, programa molesto para Pérez, ya que éste había advertido que Calderón había ganado las elecciones blancas en este plató-según el libro de Abellán-, el ex presidente premió a Lourdes García Campos, copresentadora de la extinta tertulia, regalándole abonos al Bernabéu.

En esta operación que buscaba la vuelta de Florentino Pérez a la casa blanca no participó Prisa, ya que As simpatizaba con Calderón mientras Polanco le ganaba las subastas por los derechos del Real Madrid a Roures. Y así volvió Florentino, que escogió a dos periodistas condenados por mentir sobre Calderón, Carlos Carbajosa, hoy jefe de prensa del Real Madrid, y Jesús Alcaide, hoy director del Real Madrid TV, que publicaron en El Mundo que Calderón había pagado con la tarjeta del club gastos privados en un campo de Golf, en una sala de Spa y hasta en el veterinario.

¿Han escuchado ustedes a Federico Jiménez Losantos, otro habitual del Palco blanco, protestar por esta concesión televisiva a su amigo y “socio” Florentino Pérez?

Continuará…

Jorge Higueras