Menú Portada

Rafa Nadal se hace gigante en Pekín y va camino de completar una temporada redonda

Octubre 9, 2017

El tenista balear consiguió el Open 500 de Pekín al derrotar a Kyrgios en la final por 6-2 y 6-1

nadal pekin

Rafa Nadal nos regaló el pasado domingo una de sus victorias más clásicas: trabajada y merecida sí, pero fuera de peligro en todo momento. Fue, por tanto, un almuerzo tranquilo (la final empezó cerca de las 14 hora española) que desembocó con el balear engullendo su sexto título de la temporada. El ATP de Pekín supone, además, el segundo triunfo consecutivo en pista dura (el otro fue nada más y nada menos que el US Open). A sus 31 años y a pesar de todas las suspicacias, Rafa se muestra como un tenista total, versátil y en uno de los mejores momentos de su carrera. Ostenta el número 1 con una solvencia ya olvidada -en su caso- y va camino de terminar en lo más alto este año 2017. En segundo lugar del ranking ATP está, por cierto, Roger Federer. A estos rockeros les quedan aún muchas canciones que tocar.

En la final de Pekín enfrente estaba Nick Kyrgios, un rival incómodo que ya había derrotado al español en dos ocasiones. No sucedió esta vez, aunque el comienzo pudiera hacer prever lo contrario. Fueron unos primeros juegos muy igualados hasta que, entre protesta y protesta del australiano (algunas con fundamento), Nadal se fue haciendo dueño del partido. Fue, en general, un primer set muy trabajado, a pesar de terminar 6-2. En la segunda manga Kyrgios estaba ya fuera del partido y Nadal seguía en modo avasallador. Aunque el 6-0 sobrevoló la pista, al final Kyrgios logró el juego de la honra para que el choque terminase con un tanteo de 6-2 y 6-1.

El australiano fió todo a su saque y no le fue demasiado bien. Aguantó hasta el sexto juego para ceder un break ante el ‘vendaval Nadal’, aunque a partir de ahí se dejó llevar y se abandonó a un sinfín de estériles protestas arbitrales. “No me afectaron sus protestas, pero me pareció extraño que estuviese así todo el partido”, dijo Nadal al finalizar el choque. Siendo justos, el de Manacor no es precisamente un tenista fácil para los jueces, aunque en esta ocasión dejó los lamentos para su rival.

Ahora, a por el Masters 1000 de Shangái

Con el de Pekín, Rafa Nadal ya suma 75 triunfos a lo largo de su carrera, una marca simplemente espectacular. Una de las muescas que aún no ha podido hacer en su pizarra es, precisamente, el torneo que empieza ahora. Hablamos del Masters 1000 de Shangái: “Es un torneo importante que me falta y que no he podido ganar a pesar de haberme clasificado durante muchos años”. Desde luego, sería la manera de poner la guinda a este año 2017: ganar en Shangái y, ya de paso, proclamarse ‘Maestro’ en Londres. Sea como fuere, estamos ante uno de los mejores momentos de Rafa Nadal. Disfrutemos.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99