Menú Portada
Fecha límite el próximo 30 de abril

¿Qué ocurre si no lleva su DNI a digitalizar al Banco?

Abril 28, 2015

La Ley de prevención del blanqueo de capitales del año 2010 establece la obligación de identificar a los titulares de cuentas corrientes y si no lo hace, sus fondos pueden acabar bloqueados

pq_929_Dni-e.jpg

Desde hace meses, miles de consumidores están recibiendo cartas, llamadas o SMS de su Banco solicitándoles que lleven su DNI para ser digitalizado y, en algunos casos, un justificante de actividad económica. La razón es el cumplimiento de una normativa, aprobada ya hace 5 años. La Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo busca evitar que el dinero de actividades ilícitas se “laven” dentro del circuito financiero y con ella se establecieron mecanismos mucho más rígidos de control de las operaciones.

Por todo ello se ha hecho esencial tener los datos de los titulares de las cuentas y a que se dedica cada uno profesionalmente. El problema radica en que, de nuevo, se han obviado los plazos y ahora llegan las prisas. Esta Ley fijaba en 5 años el periodo para que Bancos y entidades de crédito (incluidas las que emiten tarjetas), cumplieran con las exigencias de identificación de clientes y de información sobre las fuentes de sus ingresos. A pesar de tanto tiempo, el proceso se ha acelerado cuando sólo quedaban semanas para la fecha límite, el 30 de abril. Antes de ese día, las entidades financieras tendrán que digitalizar los DNI de los clientes y, además, solicitar documentación que permita conocer la fuente de ingresos (nóminas, recibos de cuotas de autónomos, facturas generadas…).

¿Qué pasa si no entrega esa documentación?

Si por descuido, por no darle importancia o incluso por no estar informado por parte del Banco, no entregan la documentación solicitada la consecuencia será que se bloqueará la cuenta. La propia Ley lo establece de forma clara: “En ningún caso los sujetos obligados mantendrán relaciones de negocio o realizarán operaciones con personas físicas o jurídicas que no hayan sido debidamente identificadas”.

El bloqueo generará todo tipo de graves inconvenientes: no sólo dejará de recibir ingresos y de disponer de su dinero, tampoco podrá realizar transferencias, se devolverán también todas las nuevas emisiones de recibos, multiplicándose los gastos y los problemas, hasta un posible corte de suministros. Por ello, lo ideal es entregar el DNI en los pocos días que quedan para cerrar abril, pero si no lo hace, también es fácilmente solucionable.

En primer lugar, un bloqueo de la cuenta no significa que se pierda el dinero, que es propiedad del cliente, al menos en el corto plazo. Si transcurridos más de 3 meses no soluciona la situación puede que sea traspasado a una cuenta de orden del Banco (saldos de clientes no reclamados o similar), y se dificulte el proceso para recuperar su dinero. Pero si lo hace rápido, se reactivarán las cuentas y podrá operar con total normalidad, como si nada hubiera ocurrido.

Por todo ello, procure regularizar la información lo antes posible y evitar inconvenientes que pueden ser importantes.