Menú Portada

Que no nos toquen la Gaita

Septiembre 18, 2014

Bastante tenemos nosotros con asumir que este va a ser el último fin de semana del verano, como para que nos vengan los de la “faldita corta”, los escoceses, con borrascas secesionistas. Se espera que sobre las ocho de la mañana de este viernes, 19 de septiembre, Edimburgo, confirme oficialmente el resultado del referéndum.  De momento, lo que sí sabemos es que la capital escocesa despierta con muchas nubes, fresco, apenas 10 grados, no es día para falditay previsión de fuertes tormentas.

Pero ya tenemos nosotros bastantes truenos con  Cataluña, como para ocuparnos de los demás. La buena noticia es que tenemos por delante 5 días para despedirnos del verano del 2014 y el tiempo nos va a acompañar, sobre todo a partir del sábado. La borrasca que tanta tabarra ha dado en las costas atlánticas se debilita e irá desplazándose   hacia el todavía, Reino Unido, ya veremos. Todavía este viernes va a caer un buen charpazo de agua en la parte más occidental de la península. Fisterra, Coruña acumulaba el jueves de madrugada 68 litros y no se libraron de los aguaceros ni en Canarias, Izaña, Santa Cruz de Tenerife, recogían 50 litros por metro cuadrado. Todo el valle del Guadalquivir, sistema central y peña de Francia, sur de Salamanca, seguirán acumulando grandes  cantidades de precipitación hasta 15 litros en 1 hora y donde se mantiene las alertas amarillas.

El sábado, 20 de septiembre, será la jornada más tranquila de toda la semana en cuanto a lluvias. No desaparecen las nubes medias y altas, pero los chubascos serán ocasionales y dispersos por las Rías Bajas, sistema central, suroeste o Pirineos. El último domingo del verano vendrá marcado por un pequeño repunte de las temperaturas, que ya no serán tan altas en las costas del cantábrico donde ha vivido un Mundial de Vela que no ha podido soplar mejor en cuanto al tiempo y donde no ha caído ni una gota, 23 grados en la bahía de Santander. Apura el verano hasta el último segundo en las costas levantinas, donde no se apean de los 31 grados, Torrevieja, Alicante, tanto calor que puede generar hasta alguna tormenta.

“Los insectos de verano caen muertos sobre mis libros.”