Menú Portada
Producto estrella actual para vincularnos con los Bancos

Qué le tenemos que pedir a una cuenta corriente para domiciliar nuestra nómina

Noviembre 6, 2013
pq_938_cuenta_nómina.jpg

Los bancos tienen claro cuáles son los dos productos estrella con los que vincular a sus clientes: las hipotecas y la domiciliación de nómina. Con la primera en estado de coma y con pocos visos de recuperación, la segunda opción se ha convertido en fundamental. Cada día salen nuevas ofertas para intentar que nuestra nómina acabe cada fin de mes entrando en la caja del Banco Pero ante tanta oferta, ¿qué es lo que debemos tener en cuenta?

  • Sin comisiones: Ingresar la nómina garantiza al Banco unos ingresos periódicos, y la posibilidad de comercializarnos todo tipo de productos. A cambio de este “privilegio”, que menos que obtener gratis los servicios básicos de la cuenta como administración, mantenimiento o transferencias.
  • Productos y servicios asociados: También tenemos que buscar qué productos, como la emisión de tarjetas de débito y de tarjetas de crédito, sean gratuitas y procurar que sacar dinero tampoco tenga coste y en cuantas más redes de cajeros mejor.
  • Que no nos “nublen” los regalos: El regalo por domiciliar la nómina es cada día más común. Ofertas atractivas pero con riesgo Si queremos, por ejemplo, cambiar de entidad tendremos unas penalizaciones que incluso en ocasiones es mayor que el precio del producto. Analicemos el coste de lo recibido y si nos tiene o no cuenta.
  • Vinculaciones, las mínimas: Muy relacionado con los regalos se sitúan los plazos con los que nos “casamos” con el Banco: dos años o incluso más durante los cuales cambiarnos a una oferta mejor incluso nos cuesta dinero. Al igual, muchas ofertas nos pueden obligar a contratar tarjetas de crédito y otros productos durante el mismo tiempo, productos que puede que no nos interesen por uso y coste.
  • Cuidado con las cuentas asociadas: Entre los productos de obligada contratación muchas veces se incluye una cuenta asociada, dándose en muchos casos que este producto tiene costes de mantenimiento a diferencia de donde domiciliamos la nómina. El resultado es que finalmente pagamos al Banco.
  • Ganancias: Aunque no es lo común ya que la función principal no es la rentabilidad, ya hay productos que nos generan ganancia, ya sea remunerando la cuenta o devolviendo un porcentaje de los recibos que domiciliamos.

En resumen: buscar el coste cero en todos los productos y servicios asociados, las vinculaciones menores posibles e incluso un poco de rentabilidad. Lo que parecía una utopía ahora es posible comparando y eligiendo bien nuestra cuenta.