Menú Portada

Que hablen del tiempo

Julio 29, 2014

Sé que no es lo que más le interesa a ustedes a estas alturas del verano, pero es la noticia informativa del día, la reunión que esta mañana mantendrán el presidente Mariano Rajoy y Artur Mas. Y como el ambiente previo viene cargadito, les recomiendo que para romper el hielo hablen del tiempo que siempre es muy socorrido en situaciones violentas. Rajoy, le puede preguntar a Mas, ¿por las tormentas que se viven estos días en Cataluña?, y no me refiero al escándalo del “honorable”, Jordi Pujol, sino a las riadas de agua y barro que asolaron en las últimas horas localidades como Arenys de Mar, donde cayeron más de 60 litros en apenas unos minutos. El presidente de la Generalitat no podrá poner como excusa para pedir la independencia, el calor que hace en la capital de España, donde los valores se mueven en poco más de los 30 grados.

Miércoles, 30 de julio, recta final al mes más caluroso del verano y no tenemos ni un solo aviso por altas temperaturas en toda España. Sur de Castilla – La Mancha, Extremadura y el valle del Guadalquivir, es donde más calor hará, pero  los valores se moverán en unos aceptables 34 a 36 grados. En Aragón donde soplarán con fuerza el cierzo los termómetros no pasaran de los 28 grados, guarismos muy similares en el mediterráneo y Baleares, donde se olvidan de las tormentas y como mucho, pueden caer algunas lluvias testimoniales a primeras horas en Menorca. Será de nuevo en  el cantábrico más oriental donde se acumulen más nubes y  lluvias débiles al despertar.

El viento rolará en el litoral andaluz y se impondrá el levante, que dejará algunas nubes no solo en el estrecho, sino también en las costas de Huelva o Cádiz. Canarias ya han adoptado a las nubes que se retienen al norte de las islas afortunadas. Pero en general las altas presiones se mandan en todos y cada uno de los rincones de la península. Que lo disfruten, también Rajoy y Mas, que el tiempo estable les genere puentes de unión y que no olviden nunca uno de los dichos Más conocidos y populares.

Que hablando se entiende la gente.