Menú Portada
Indispensable su consulta

Qué es y cómo funciona el Registro de Seguros de Vida

Junio 3, 2015

Desconocido para muchos, desde hace algo más de 15 años todos los ciudadanos tienen a su disposición un instrumento en el que poder consultar si son beneficiarios de una póliza de seguros de vida. Conocer como funciona es fundamental para poder aprovechar todos sus beneficios

pq_933_registro-seguros-vida.jpg

El Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento, es una de las herramientas más útiles para los ciudadanos ya que permite acceder a la información necesaria para que los beneficiarios de un seguro de vida puedan conocer si una persona fallecida tenía contratada una póliza que cubra el fallecimiento.

El Registro, que depende del Ministerio de Justicia, suministra la información básica para poder reclamar a la entidad aseguradora. Su creación es reciente, data de 1999 y desde entonces ha ayudado a que muchas personas tuvieran acceso a información de seguros que les permitiera cobrar pólizas de vida. Pero también son muchos los que desconocen su existencia y funcionamiento.

Qué contratos e información contiene

Los únicos contratos incluidos son los relativos a los seguros de vida con cobertura de fallecimiento y los seguros de accidentes en los que se cubra la contingencia de la muerte del asegurado. Estos pueden ser pólizas individuales o colectivas (por ejemplo las que constituyan un medio de transporte público).

El Registro contiene información de tres tipos o ámbitos: la persona asegurada, la entidad aseguradora y el contrato de seguro suscrito. Del primero, están los datos identificativos como el nombre y apellidos y DNI; de la empresa aseguradora, la denominación social, domicilio, CIF (código de identificación fiscal) y la clave administrativa con la que figura inscrita en el registro de entidades aseguradoras; y por último, del contrato de seguro, su número de contrato y tipo de cobertura. Lo que no figuran son datos económicos de cobertura de la misma.

Cómo se accede a la información

El Registro es público y a él puede tener acceso cualquier persona interesada en obtener información acerca de si una persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento y de la entidad aseguradora con quien esté suscrito. Eso sí, el acceso al Registro sólo podrá realizarse una vez fallecido el asegurado, acreditando tal circunstancia, y siempre que hayan transcurrido quince días desde la fecha de defunción y hasta cinco años desde ese momento. No obstante, si la entidad aseguradora ya ha pagado la cobertura a todos los beneficiarios y comunican esta circunstancia, se cancelará toda la información del Registro.

La persona interesada realiza una solicitud de nota informativa sobre contrato de seguro de fallecimiento, siempre a nombre propio y gratuita, de forma presencial, por correo o por Internet, a través de certificado digital, a través de la sede electrónica del Ministerio de Justicia.

La obligación es exclusiva de las compañías aseguradoras. Las entidades que realicen (o hayan realizado en el pasado) contratos de seguros de vida con cobertura de fallecimiento y seguros de accidentes en los que se cubra la muerte del asegurado, tienen la obligación de darse de alta en el registro para enviar periódicamente la información de los contratos. Esta obligación se extiende tanto a las aseguradoras españolas como a las que tengan su domicilio en un país perteneciente al Espacio Económico Europeo y que ejerzan actividad en España.