Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Suscríbete a nuestro Boletín


Tipo de Newsletter

Indique cómo desea recibir nuestro servicio gratuíto de Newsletter:


Condiciones de suscripción



Los campos con * son obligatiorios

Popular posts

Qué debe conocer si va a alquilar un coche durante sus vacaciones

Julio 31, 2017
alquiler coche

Llega agosto, el mes más esperado del año para muchos, en el que poder disfrutar de un merecido descanso y el mes por excelencia para las empresas de alquiler de vehículos con una gran demanda, especialmente en Islas, Costas y en los lugares más turísticos fuera de España.

El alquiler del coche es muchas veces el complemento indispensable para las  vacaciones. Pero precisamente por esta mayor demanda, el desconocimiento de su funcionamiento (al ser  un servicio que únicamente se utiliza de manera esporádica), o debido a la ignorancia de la normativa o costumbres en un país extranjero, es frecuente que surjan problemas. Para evitarlo les recomendamos unos sencillos consejos que le permitirán disfrutar plenamente de sus vacaciones:

Reserve con suficiente antelación: Este es el consejo más básico e importante. No espere descender de un avión en una zona turística en pleno verano y tener todos los coches a su disposición. Lo más probable es que encuentre poco y caro, o incluso ni eso.

Reservando con antelación, no sólo se asegurará tener el coche que quiera o necesite, sino que,  además le permitirá ahorrar dinero.

Estudie con cuidado las condiciones de la reserva: Son especialmente  relevantes las cláusulas de cancelación. Como regla general, si cancela con suficiente  antelación, esta suele ser gratuita, pero si lo hace en las 24 o 48 horas previas a la reserva, es posible que deba abonar una penalización.

Generalmente, cuando efectúe la reserva dejará los datos de su tarjeta de crédito, con lo que el cargo por no cancelar la reserva con tiempo suficiente es automático.

Preste más atención en las empresas de alquiler en el extranjero: Está de viaje en Holanda, por ejemplo, y decide desplazarse a la cercana Bélgica. Esto  a veces no es posible, ya que muchas compañías de alquiler de vehículos limitan los desplazamientos dentro de sus fronteras. Recuerde revisar bien las cláusulas si su alquiler es en el extranjero.

Revise bien el coche antes de salir: Compruebe si hay arañazos o golpes y si estos  vienen reflejados en la documentación del vehículo; si no fuera así, comuníquelo al personal para que  lo reflejen antes de retirar el coche. En caso contrario, podrían culparle de los desperfectos con un coste adicional importante. Puede también hacer fotos del vehículo en el momento de la entrega, pero aun así, es esencial que dicho estado  sea reconocido  por personal de la Compañía de alquiler.

Incluya un conductor adicional si realmente lo necesita: Un conductor adicional suele suponer un  coste adicional a la hora del alquiler, aunque la normativa es diferente en cada país. En Francia, por ejemplo, si el conductor adicional es su cónyuge, no se paga ningún suplemento.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la edad ya que suele existir una penalización para los menores de 25 años, o los conductores con pocos años de carnet. Para intentar ahorrar costes, es por tanto conveniente  que la persona  que alquile el vehículo y se identifique como conductor principal, sea el mayor y con más años de experiencia.

No escatime gastos en el seguro:  Habitualmente, por motivos comerciales, la tarifa que suelen ofrecer las compañías de inicio es la más barata, lo cual implica un seguro muy básico generalmente con franquicias importantes. Esto puede conllevar por una parte, que tenga que dejar un depósito muy elevado, el cual le cargarán  provisionalmente en la tarjeta y, por otra, que tenga que desembolsar una cantidad importante en caso de ocurrir algún percance. Es importante valorar la conveniencia de contratar un seguro un poco más completo ya que por  un poco más, podrá disfrutar de un viaje más tranquilo y evitará un coste mucho mayor en caso de imprevistos.

El depósito siempre lleno: Aunque cada empresa tiene políticas distintas, lo normal es que reciba el vehículo con el depósito de combustible lleno y lo devuelva de la misma manera.  Si no lo hace así, las penalizaciones pueden ser importantes, ya que es frecuente que añadan al coste del combustible (generalmente más caro que en la gasolinera), una tasa extra por repostaje.

¿Extras? Sólo los que necesite: A la hora de contratar el alquiler del vehículo, bien sea en una oficina u online, las compañías suelen  ofrecer una serie de servicios adicionales que encarecerán el precio: recogida rápida en hotel, silla para bebé, GPS…. Escoja únicamente aquello que de verdad necesite para evitar gastos innecesarios.

Haga fotos del coche en el momento de la devolución: Si es importante que un operario anote todos los desperfectos en la recogida, no lo es  menos que documente cuál es el estado del coche en el momento de la devolución. Cualquier pequeño desperfecto se cargará en su tarjeta, por ello es importante que pueda probar que no son por su culpa.

Revise todos los cargos en tu tarjeta de crédito: La empresa de alquiler puede realizar cargos posteriores a la entrega del vehículo: por no tener el depósito lleno, no haber pagado algún peaje en autopista -generalmente en el extranjero-, multas, desperfectos, limpiezas especiales…. Compruebe siempre estos cargos, pida prueba documental de todos los pagos y, si es necesario, reclame.