Menú Portada

“¡Que alguien recoja las hojas!”

Diciembre 17, 2014

Que nos van a acabar llegando a la cintura. Las calles y aceras de este país están hacinadas de hojas, que nuestra autoridades nos quieren hacer creer que son parte de la decoración navideña, pero que en realidad son un auténtico peligro sobre todo para nuestros mayores y ya no les quiero contar cuando llueve y se produce un barrizal de mucho cuidado. Entiendo que antes, los útiles eran más rudimentarios, pero ahora con las nuevas tecnologías y las barredoras inmensas con las que se trabajan, no es lógico que el escenario sea más propio de la época de Los Picapiedra.  

Jueves, 18 de diciembre, el otoño encamina sus pasos hacia el ocaso, y las altas presiones ponen sus pinreles sobre la península. El amigo de las Azores toma el mando dejando los cielos despejados en la mayor parte del país, siempre que las nieblas, que serán tozudas a primeras horas levanten. Alerta amarilla, por mala visibilidad, en toda Castilla y León  Los valles extremeños, los montes de Toledo, la cuenca del Duero, meseta norte, heladas débiles y el sur de Orense serán los puntos donde las nieblas matinales sean más espesas y donde habrá que tener cuidado con el coche desde primeras horas. El viento también se hará notar a lo largo de la desembocadura del Ebro y extremo noreste de Cataluña, donde las rachas podrían alcanzar los 80 km por hora.

Salvo algunas gotas a primeras horas en el cantábrico oriental, que pueden ser en forma de nieve en los pirineos y  algunas lluvias dispersas al norte de las Canarias, la jornada será muy estable en todas las regiones e incluso las temperaturas siguen sumando grados, superando los 21 de máxima en ciudades como Valencia y al sur de Andalucía, Almería o Málaga.

“Quien tenga camisa limpia el día de la O, se la pondrá limpia en la Pascua o no.”