Menú Portada
En proceso de constitución una Asociación de afectados por sí recalifican los terrenos a uso residencial

Problemas para CRTVE: los propietarios expropiados de Prado del Rey reclamarán indemnizaciones

Noviembre 29, 2007

El presidente Luis Fernández tendrá que contar para su nueva sede con el beneplácito de dos Ayuntamientos gobernados por el Partido Popular

pq__LUISITOOO.JPG

Ya lo dijimos: se barrunta millonario negocio inmobiliario en torno al proyecto del presidente de CRTVE, Luis Fernández, de reagrupar en un solo edificio todos los servicios y medios que la Corporación tiene en Madrid. “Televisión Española, Radio Nacional de España, la sede del Consejo, los Informativos, los Cibermedios, el Instituto, la Orquesta y Coro, incluso la guardería para los hijos de los trabajadores, el Auditorio, la Torre de transmisiones., pretendemos integrar todos estos servicios en una nueva sede acorde con las necesidades y retos de una gran empresa líder de comunicación del siglo», aventuró el máximo responsable de la televisión pública. Y todo hace suponer que la operación está atada y bien atada. Bueno, casi.
Distintas empresas inmobiliarias se frotan las manos. La operación, que suma 165.124 metros cuadrados, ha abierto el apetito del mercado tanto por la cifra de suelo como por el domicilio donde se ubican los tres complejos y por conocer el futuro de los terrenos que quedarán libres -Torrespaña, Prado del Rey y los Estudios Buñuel- y el lugar donde se levantará esta nueva sede “de la «modernidad”, según Fernández. Según los especialistas, el valor de mercado de los tres inmuebles en uso de oficinas rondaría los 550 o 650 millones de euros Si los terrenos que ocupa Prado del Rey se recalificasen para acoger una actuación residencial, esta cifra podría incrementarse hasta en 100 millones de euros más. De momento, la parcela que ocupa Torrespaña, el famoso “Pirulí” en la madrileña calle de O´Donnell, está catalogada por el Ayuntamiento de Madrid como zona de servicios y s construcción no permite más que el mismo uso. En el caso de la parcela que ocupan los estudios de Prado del Rey, en Pozuelo de Alarcón, y de los Estudios Buñuel, en el barrio de Chamartín de Madrid, se estima que se destinen a uso de viviendas.

Derechos de reinversión

Y es aquí donde surge el problema. Enterados los antiguos propietarios donde se asienta el edificio de Prado del Rey, y que vieron como el Estado les expropiaba los terrenos con un fin público, se han organizado y han iniciado los trámites necesarios para exigir los derechos de reversión que establece la Ley y, en su caso, solicitar las correspondientes indemnizaciones. Más aún. La operación será la prueba del algodón para el Partido Popular liderado por Mariano Rajoy. Dos Ayuntamientos gobernados por el PP tendrán que autorizar la recalificación de los mismos. Y algo tendrán que decir los consejeros del partido en la oposición.
Pedro Pablo Mansilla, ex director de Instituciones Penitenciarias entre 1990 y 1994, designado por Luis Fernández como Jefe de la Oficina Técnica encargada de establecer todos los trámites para la nueva sede. Médico de profesión su tarea se presenta más golosa. Pero todo apunta a que todo está ya pactado. ¿Por qué si no cuando se realizaron las obras del metro que pasan por la entrada de Prado del Rey no se soterraron como se hizo en el caso de urbanizaciones privadas?