Menú Portada

Primer cero de Marc Márquez en el GP de Australia, podio de Maverick Viñales y remontada épica de Valentino Rossi en una carrera que ganó el británico Cal Crutchlow

Octubre 24, 2016
australia

Dicen que cuando un piloto es padre, empieza a correr un segundo más lento por vuelta. El inglés Crutchlow ya demostró que esto es falso ganando el GP de la República Checa tras el nacimiento de su hija Willow. Y ha vuelto vencer en Phillip Island en una carrera donde la caída de Marc, liderando de calle, no sólo ha propiciado el triunfo de Cal, sino que también nos ha privado del duelo en pista que sin duda habríamos disfrutado, contra Valentino.

Marc falla cuando toca

Márquez llegaba a uno de sus circuitos preferidos y lo hacía apenas cuatro días después de certificar su quinto título mundialista en Japón, gracias a una gestión magistral de la temporada. Su consigna estaba clara, llegaba para darlo todo. Quería ganar sin pensar en nada más. Sin embargo, en su entorno ya le habían pedido prudencia. Porque el Repsol Honda Team aún puja por el campeonato de equipos y Márquez era el único piloto de las tres categorías del mundial que había puntuado en cada carrera hasta ahora. También le dijeron, literalmente, que el cuerpo que tiene es uno y que por favor lo cuide.

La previsión del tiempo se cumplió en Australia: la lluvia y el viento estarían presentes durante los entrenamientos de viernes y sábado, y tuvimos incertidumbre con las condiciones para el domingo. Marc arrasó con la pole ante el fiasco de sus rivales directos de Yamaha, ganó también el Warm Up de la mañana del domingo y salió a dominar la carrera de principio a fin como hacía Mike Doohan, aquí en su tierra, en los viejos tiempos. Pero, igual que le sucedió en 2014, el exceso de confianza le llevó a cometer un error y el primer cero del año justo después de ganar el título.

Valentino purga la rabia del pasado

Ahora sabemos que el escudero fiel (Uccio Salucci, el amigo de infancia de Rossi) es el gran inventor de la teoría de la conspiración, el inefable “biscotto” de la temporada pasada. Él fue quien envenenó a Rossi tras la carrera de Australia en 2015. Hoy tenemos clara la sucesión de los hechos tras la aquella carrera. Andrea Iannone se jugó el pellejo, y su podio restó unos puntos de oro a su compatriota. En la vuelta de honor Rossi felicitó a Márquez y además le pidió perdón por algo que había pasado en la pista. Después, volvía al box con gesto de decepción, mientras Uccio no paraba de señalarle la pantalla con los tiempos. Valentino ponía gesto escéptico. Estaba fuera del podio, y punto. Pero en la reunión del equipo ya le inocularon la primera dosis del veneno que soltó en Sepang.

Volvamos a 2016: Rossi se volvió a pegar un tiro en el pie hablando de nuevo de lo mismo antes de enfrentarse a las tres carreras, de entrada, decisivas, de octubre y los nervios le pudieron en Japón, en el peor momento. El domingo cayó presa de su error, después de haber sido el más rápido, el sábado, con la pole. Ahora, en Australia, ha comenzado a borrar los fantasmas del pasado, hablando como lo hace su rival, en la pista. Después de un sábado malo, ha certificado un domingo excepcional. No tiene que olvidarse de ganar la décima corona en el futuro, en Phillip Island ha demostrado que puede seguir luchando por un título que está en condiciones de disputar.

Jorge sigue bloqueado

Lorenzo, sin embargo, ha tenido un fin de semana desastroso; y acabar sexto es solamente una anécdota: el daño parece mucho mayor. El divorcio del español con su equipo es más que evidente; la guerra fría puede convertirse en cruenta en cualquier momento. Lorenzo manda, de vez en cuando, recados a sus jefes, que lo serán hasta el 31 de diciembre y no le permitirán probar la Ducati en el circuito en el que más información puede sacar: Jerez, a finales de noviembre. Yamaha le permitirá subirse a la “Desmo” en Cheste, cuando acabe el mundial, porque se trata de un “show” televisivo más que otra cosa.

En Australia las condiciones de la pista y las sensaciones con los Michelin se han mostrado críticas y la decisión de Lorenzo desde el primer momento ha sido el riesgo cero. No le importa el subcampeonato ni trabajar para Yamaha en la lucha contra Honda por el título de equipos, mientras no lo vea claro. El viernes acabó último, el sábado falló pero superó a Rossi, que salió aún más atrás. Y el domingo, simplemente, no fue capaz de gestionar la temperatura de sus neumáticos. Veremos Sepang y Cheste, dos escenarios muy diferentes pero favorables para Jorge. Deberían ser dos carreras para despedirse de su Yamaha M1 como merece quien ha ganado tres títulos de MotoGP, con ella.

 

CLASIFICACIÓN CARRERA GP DE AUSTRALIA

1 Cal CRUTCHLOW GBR LCR Honda Honda 40’48.543
2 Valentino ROSSI ITA Movistar Yamaha MotoGP Yamaha +4.218
3 Maverick VIÑALES SPA Team SUZUKI ECSTAR Suzuki +5.309
4 Andrea DOVIZIOSO ITA Ducati Team Ducati +9.157
5 Pol ESPARGARO SPA Monster Yamaha Tech 3 Yamaha +14.299
6 Jorge LORENZO SPA Movistar Yamaha MotoGP Yamaha +20.125
7 Scott REDDING GBR OCTO Pramac Yakhnich Ducati +28.369
8 Bradley SMITH GBR Monster Yamaha Tech 3 Yamaha +28.781
9 Danilo PETRUCCI ITA OCTO Pramac Yakhnich Ducati +28.792
10 Jack MILLER AUS Estrella Galicia 0,0 Marc VDS Honda +28.815
11 Stefan BRADL GER Aprilia Racing Team Gresini Aprilia +31.809
12 Alvaro BAUTISTA SPA Aprilia Racing Team Gresini Aprilia +47.734
13 Yonny HERNANDEZ COL Pull & Bear Aspar Team Ducati +47.749
14 Eugene LAVERTY IRL Pull & Bear Aspar Team Ducati +54.311
15 Mike JONES AUS Avintia Racing Ducati +55.875
16 Tito RABAT SPA Estrella Galicia 0,0 Marc VDS Honda +1’06.395
17 Nicky HAYDEN USA Repsol Honda Team Honda +1’22.604
RETIRADOS
Hector BARBERA SPA Ducati Team Ducati 3 Laps
Aleix ESPARGARO SPA Team SUZUKI ECSTAR Suzuki 5 Laps
Marc MARQUEZ SPA Repsol Honda Team Honda 18 Laps
Loris BAZ FRA Avintia Racing Ducati 0 Lap

 

Diego Lacave

@DiegoLacave