Menú Portada
LAS CUENTAS DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS (I)
Sólo en gasto de personal destinaron 59,04 millones

PP, PSOE y PSC recibieron en el 2007 más de 153,9 millones de euros en subvenciones

Mayo 9, 2012

Cerraron ese ejercicio con unas deudas con entidades bancarias que superaban los 121,7 millones de euros

Su inmovilizado se valoraba por encima de los 150 millones de euros, principalmente formado por inmuebles

El Partido Socialista ha reconocido cerrar el pasado ejercicio con 46,7 millones de deuda y serios problemas de liquidez


Si el mes de abril fue uno de los más duros para la economía española, mayo parece superarle. Así a los problemas del sector financiero, ayer la Unión Europea daba un nuevo mazazo a nuestra economía estimando que no se cumplirá el objetivo del déficit y que cerraremos el año con una cifra del 6%, muy por encima del objetivo del Gobierno.

Por todo ello, es más importante que se cumplan los objetivos de recortes de partidas que para la inmensa mayoría de los ciudadanos consideran improductivas como las subvenciones que reciben patronal, sindicatos o partidos políticos. Mariano Rajoy, prometió una reducción del 20%, pero finalmente la cifra reflejada en los Presupuestos Generales del Estado ha sido menor, un 13,2% menos que en 2011, o lo que es lo mismo, pasar de los 131 millones a poco más de 113,7 millones. Y es que aunque se ve muy claro la necesidad de rebajar las subvenciones su dependencia es tan grande que llevará tiempo su restructuración necesaria.

De hecho, el Partido Socialista sufre graves problemas de liquidez. Su descenso en votos y representantes tanto en el Congreso, Senado y cámaras autonómicas ha supuesto un duro recorte en los ingresos, a la vez que en su informe de gestión que aprobaron en el 38 Congreso Federal reconocía una deuda acumulada de 22,6 millones, a la que se suma la electoral, de otros 24,15. Así la propia Elena Valenciano, ha reconocido un “tremendo problema de liquidez” y estar estudiando la posibilidad de reducir plantilla mediante despidos, prejubilaciones o bajas incentivadas.

Más de 150 millones en todo tipo de subvenciones

Y es que los recortes deberían haber empezado antes, pero lo contrario, y es que como reflejan las últimas cuentas conocidas de los partidos políticos, del año 2007, ejercicio en el que hubo elecciones municipales y autonómicas los gastos no hicieron más que subir.

Así, el Partido Popular recibió por financiación pública 86,5 millones. Aunque su origen variado las principales partidas eran 26 millones por subvención del Estado para funcionamiento ordinario, 1,33 millones de subvenciones de seguridad, 29,5 millones de subvenciones derivadas de la concurrencia a las elecciones locales y autonómicas del 2007, otros 5,97 millones por subvenciones de grupos parlamentarios de las Cortes Generales y 21,52 millones por los grupos parlamentarios de las Asambleas Legislativas principalmente. Mientras el PSOE recibió mucho menos, 56,72 millones, pero hay que sumar otros 10,7 millones de euros que recibió el PSC que registra sus cuentas de forma independiente.

Si comparamos lo que reciben de forma privada, apenas cubren una cuarta parte de los ingresos. En concreto, el Partido Popular ingresó 10,72 millones de euros de cuotas de sus afiliados y otros 4,97 millones en donativos, mientras que la suma de PSOE y socialistas catalanes alcanzaron 18,25 millones por cuotas (5,9 millones por lo que aportan sus parlamentarios y cargos públicos) y tan sólo 5 millones en donativos.

Gastos de personal desorbitados

Y es que es necesario ingresar mucho para poder cubrir los millones de euros en gastos. De todos ellos destaca de forma muy importante lo dedicado al pago del personal, sueldos que muchas veces son compatibles con el de su cargo público. Así de los 59 millones de euros destinados a cubrir esa partida, el Partido Popular destina 28,74 millones, mientras que el PSOE 27,04 millones y 3,26 millones de euros el PSC.

También disfrutaban de una situación holgada de liquidez, lejos de los problemas actuales. Los Populares cerraron el 2008 con más de 9,52 millones de euros en banco, mientras que los socialistas superaban los 12 millones y el PSC otros 3,53 millones de euros.

Millones en deudas, millones en inmuebles

Pero donde hay una dualidad bien marcada es en su balance. Millones de euros en activos inmobiliarios pero como contrapartida cuantiosas deudas a largo plazo con entidades financieras. Así el PSOE y PSC, tenían unas deudas declaradas de 62,35 millones, más de 10.000 millones de las antiguas pesetas, mientras que el PP superaba los 59 millones de euros, pero en gran parte por un crédito hipotecario de 37 millones de euros que se le concedió en 2006 para adquirir su sede en la calle Génova.

Y es que en el otro lado están el inmovilizado principalmente en bienes inmuebles, en el que el PSOE gana al Partido Popular, 86,2 millones frente a los 64,47 del partido de Mariano Rajoy. En definitiva un gigante con pies de barro, que se nutre de lo que aportamos todos los españoles.