Menú Portada

¿Por qué los aviones dejan una estela blanca en el cielo?

Noviembre 5, 2015
estelas aviones

Parecen nubes, pero técnicamente no lo son. El caso es que cuando el cielo está despejado y pasa un avión, éste deja una estela blanca alargada que puede cruzarse con la de otra aeronave que ha pasado minutos antes por esa zona del cielo. Este fenómeno de la estela blanca ocurre frecuentemente en aviones a reacción que vuelan a gran altura y velocidad, sobre todo los cazas militares. Se conocen como estelas de condensación o ‘contrails’ y suelen aparecer con los aviones que vuelan alrededor de los 10 kilómetros de altura, una zona  límite entre la troposfera y la estratosfera. Estos expulsan el vapor de agua que se ha producido en la combustión en los motores de reacción del avión, y éste se condensa formando las estelas blancas en el cielo.

Según informa Eltiempo.es, la baja presión y la temperatura de aproximadamente -40ºC provocan que ese vapor de agua al salir del motor pase directamente del estado gaseoso al sólido, formando cristales de hielo, que además reflejan la luz del Sol intensamente. “Son, por lo tanto nubes formadas por cristalitos de hielo, que al formarse en capas altas se las puede clasificar como nubes cirriformes”, explican estos expertos.

Otros fenómenos curiosos

Al mismo tiempo, destacan que para que una estela blanca de estas características se origine tras el vuelo de un avión debe haber una humedad ambiental determinada, ya que cuanta mayor humedad, mayor probabilidad de que persistan; asimismo, el viento debe ser uniforme y no demasiado intenso, y el grado de turbulencia y la ausencia de nubes en capas bajas deben permitir la visualización de estas estelas. Su duración oscila entre unos minutos hasta varias horas. Depende de la altitud a la que esté volando el avión, así como de la temperatura, y la humedad atmosférica, además del tipo de nubes que en ese momento haya en el cielo.

foto caza
Como curiosidad, no sólo los aviones desde el cielo ‘fabrican’ estas estelas. Este portal señala que también existen nubes de condensación que no tienen forma de estela. En concreto, se producen cuando el avión supera la velocidad del sonido, momento en el que la nube adquiere forma de disco o cono de muy poca altura. Este fenómeno ya tiene un nombre distinto, ‘nubes de condensación Prandtl-Glauert’, y sólo se ha observado durante el vuelo de cazas y trasbordadores espaciales.

Patricia E. Ferrer