Menú Portada

Podemos asedia Ferraz: Desde el “PSOE se lo huele” en un foro de Podemos, manifestantes con chapas de Lenin y Bódalo (el que agredió a un concejal socialista), hasta el autodenominado activista de la formación de Pablo Iglesias provocando e insultando a todo el que entraba al Comité Federal

Octubre 4, 2016
republicana-calle-ferraz

Fue Pedro Sánchez, ya ex secretario general del partido socialista, el que el jueves impidió la entrada de Verónica Pérez, presidenta del Comité Federal a la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid, pero al final fue él quien se quedó fuera, con las puertas cerradas, tras perder una votación a mano alzada. La dimisión fue la culminación de una de las jornadas más vergonzosas de la historia del Partido Socialista Obrero Español, con la calle Ferraz cortada por la congregación de lo que se suponían eran seguidores socialistas, pero que en realidad estaba repleta de simpatizantes de Podemos, todos ellos preparados para enturbiar un ambiente ya de por si caldeado.

Las decenas de pancartas iguales, creadas en serie, que poco tenían que ver con una concentración “espontánea”, ya eran un claro indicativo. Pero banderas republicanas, chapas con Lenin y Bódalo, sí el mismo que está en la cárcel por agredir a un concejal del PSOE, o caras populares del Podemismo como el autodenominado activista Lagarder (más conocido ya como el “mocito feliz” de la política, por su gusto de chupar cámara), caldeaban el ambiente. Era su función. El propio Lagarder acabó crispando la situación a base de insultos y con el primer encontronazo a puños de la mañana.  Eso sí, no dudaba en hacer la pelota a Cristina Pardo, la enviada por Antonio García Ferreras para cubrir lo que sucedía ante la sede del PSOE, y que, ante la ausencia de información, en un programa tan largo como infumable, llevaba a la categoría de noticia cualquier tipo de anécdota.

activista-con-periodistaPero para eso está la hemeroteca y queda claro que hay imágenes que muestran perfectamente no sólo sus simpatías, también formar parte de Podemos:

activista

 ¿Puede ser uno simpatizante llevando chapas del máximo exponente del Partido Comunista y de quién agredió a un compañero concejal? Esos son Lenin y el juzgado y encarcelado Andrés Bódalo. Otra foto vuelve a hablar por sí sola:

chapitas-bodalo-y-lenin

Pero, por si fuera poco, también las había que reconocían ser de otro partido abiertamente. “Yo no soy del PSOE, no me gusta el PSOE”, afirmaba esta simpatizante de Izquierda Unida, hoy coaligada con Podemos, que asediaba Ferraz en la lucha por la “unidad de la izquierda”. Seguramente si esta unidad la encabeza Iglesias y Garzón, claro está.

 votante-iu-ferraz

Todo ello a colación de mensajes en el foro Plaza Podemos que, aunque borrados y desmentidos desde la formación morada que afirmaba que eran de gente ajena a la organización, dejan claros la intencionalidad como al afirmar que “El PSOE se lo huele”, “nos hemos colado entre su gente haciéndonos pasar por ellos” o “es necesario seguir generando tensión interna”. Desde luego, esta última la han conseguido.

plaza-podemos

Pero al final, de una forma tan burda, que llevó a todo tipo de chistes en las redes sociales:

chiste-anonimo-militante-socialista

Sólo hace falta ver los mensajes de Pablo Iglesias, Alberto Garzón y Gabriel Rufián tras lo ocurrido en un Partido que no es el suyo:

 pablo-iglesias-psoe

 alberto-garzon

rufian

Y es que el anuncio de Pedro Sánchez, antes de las Elecciones del 20-D del año pasado, en el que afirmaba que “ni populistas, ni independentistas”, ya quedó muy lejos, y son precisamente estos a los que negaba el ya ex secretario general del PSOE los que más le apoyan y añoran. Ver para creer.