Menú Portada
Mientras uno apoya a Cristiano Ronaldo a romper el contrato con el Manchester, el otro defiende a los jugadores jóvenes

Platini, la antítesis de Blatter

Julio 14, 2008

Michel Platini, el presidente de la UEFA, solicitará a la Unión Europea la aprobación de una normativa que impida el traspaso de deportistas menores de 18 años. Hace unos días publicábamos en etas páginas el informe de ´Save the Children´ que denunciaba la trata de jóvenes futbolísticas del tercer mundo traídos a Europa con engaños y que eran abandonados a su suerte una vez en suelo europeo. Contra eso es contra o que Platini se ha propuesto luchar. La antítesis del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, más preocupado de los contratos multimillonarios y cuya última andanza es ´liberar de la esclavitud a Cristiano Ronaldo´.

pq__platini.jpg

Si Platini consigue convencer a los parlamentarios europeos el paso en el fin de la explotación que sufren los futbolistas procedentes del tercer mundo. Toda una revolución que serviría para potenciar la labor de las canteras y frenar la política de fichajes cada vez más feroz de los clubes europeos.
El presidente de la UEFA ha propuesto a los ministros de la UE que se prohíba el traspaso de futbolistas menores de edad y se exima al deporte en general de ciertas reglas de competencia europeas. Platini ya se reunió con los 27 ministros de Asuntos Europeos, a los que entregó el informe firmado por seis federaciones europeas de deportes colectivos: fútbol, baloncesto, rugby, balonmano, hockey hielo y voleibol. Reclama la ayuda de los políticos para regular ciertas prácticas, aunque sea mediante derogaciones de normas comunitarias. Michel Platini afirmó que “es necesario para el fútbol introducir unas reglas que conlleven una cierta estabilidad para que los adolescentes permanezcan en el club que les ha formado”.

Y Blatter, devolviendo favores

En el caso opuesto hay que colocar al otro gran dirigente del mundo del fútbol. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, cuya única virtud es la de ser agradecido. Ya conocen todos sus declaraciones de la semana pasada hablando de la “esclavitud” que representan los contratos de los futbolistas en nuestros tiempos. Ya ha sido suficientemente contestado por su estupidez verbal, aunque lo que hizo el suizo con sus palabras es devolver el favor al presidente del Real Madrid, Ramón Mendoza. El dirigente blanco fue quien se cargó el G-14, el grupo de clubes opositores a la tiranía de la FIFA. Ahora, con los clubes en el redil, Blatter vuelve a campar a sus anchas olvidando que la política de su federación es monopolista y por tanto contraria a las normas europeas. Su charco ha sido grande, porque por ayudar al Real Madrid se ha echado de enemigo al club más poderoso del mundo, el Manchester United. Y la guerra va a ser sin cuartel.